Público
Público

Telefónica de España redujo caída de líneas fijas por buen cuarto trimestre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Telefónica de España redujo su caída de líneas fijas hasta el 0,3 por ciento en 2007 con 51.901 líneas menos, derivada del incremento registrado en el cuarto trimestre, que, con una ganancia de 32.801, supuso su mejor dato desde 2001, informó hoy la compañía en su nota de resultados.

Telefónica recuerda que 2006 perdió 185.696 líneas y el grupo destaca que en 2007 la telefonía fija en España creció un 1,9 por ciento.

El 80 por ciento de sus accesos de banda ancha está incluidos en algún paquete de doble o triple oferta, con un total de 3.792.002 paquetes. La planta de telefonía fija de Telefónica se situó en 15.897.966 líneas.

En banda ancha, Telefónica ganó 1,4 millones de accesos, un 18,9 por ciento menos que hace un año.

En televisión de pago cerró 2007 con una cuota de mercado del 13 por ciento, tres puntos más que hace un año.

En telefonía móvil, España cerró el 2007 con 50,7 millones de líneas y una penetración de 111 líneas por cien habitantes, de las que 22,8 millones eran de Telefónica, de ellas 3,5 con dispositivos UMTS/HSDPA.

Telefónica precisó que en 2007 incrementó sus líneas móviles en 1.380.596, frente a las 1.556.027 de 2006.

El tráfico móvil aumentó un 11,5 por ciento con 63.300 millones de minutos.

El consumo medio de voz por cliente por trimestre se situó en 27,6 euros, un 2,8 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior, debido al descenso de las tarifas de interconexión y la regulación de las tarifas de "roaming".

En datos, el consumo medio fue de 4,8 euros, un 4,8 por ciento más.

Telefónica destacó la ralentización que se está observando en los servicios de contenidos por un proceso puntual de reestructuración en el sector y por la incertidumbre regulatoria que se acaba de despejar.

En España, Telefónica invirtió 2.381 millones de euros en el último ejercicio, un 3,4 por ciento más que en 2006, especialmente en negocios de Internet y Banda Ancha.

Los ingresos en España fueron de 20.683 millones de euros, un 4,7 por ciento más, por encima de la horquilla de entre 3,5 y 4,5 prevista por la operadora.

De estos ingresos, 12.401 millones corresponden al negocio fijo (3,7 por ciento más que hace un año) y 9.693 al móvil (5,4 por ciento más)

El resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA) subió un 9,3 por ciento hasta los 9.448 millones y el margen se situó en 45,7 por ciento.

Los gastos por operaciones en telefonía fija ascendieron a 7.337 millones de euros, un 4 por ciento menos que hace un año debido a que los relativos a adecuación de plantilla disminuyeron un 47,7 por ciento.

En este año un total de 1.102 empleados del negocio fijo se adhirieron al expediente de regulación de empleo, con un coste asociado de 345 millones de euros.

Los gastos por operaciones en telefonía móvil ascendieron a 5.541 millones, un 7,6 por ciento más.

El flujo de caja operativo se situó en 7.067 millones de euros, un 11,4 por ciento por más.