Público
Público

Telefónica explora alternativas para la venta de su filial checa

La multinacional española controla un 69,41% de la operadora O2, valorado en  unos 2.650 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Telefónica está explorando alternativas estratégicas para la venta del 69,4% que posee en su filial checa, lo que incluye conversaciones con el grupo inversor PPF, según ha reconocido la operadora que preside César Alierta en un comunicado remitido este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). No obstante, la compañía ha afirmado que no existe 'certeza' respecto a que se vaya alcanzar un acuerdo, ni en cuanto a sus eventuales términos y condiciones.

La multinacional española posee actualmente un 69,41% de Telefónica República Checa, que tiene un valor total de mercado de 5.200 millones de dólares (unos 3.800 millones de euros). En concreto, la participación en la filial checa está valorada en unos 3.600 millones de dólares (unos 2.650 millones de euros). En el mercado señalaron al grupo de inversión checo PPF, propiedad del hombre más rico del país Petr Kellner, como el comprador más probable. PPF vendió recientemente su división de telecomunicaciones, pero parece dispuesto a volver al sector.

Un portavoz de PPF no quiso realizar ningún comentario al respecto. La compañía vendió recientemente su filial de telecomunicaciones, pero estaba considerando participar en una subasta de 4G en marcha en el país, y podría optar por la compra del negocio de Telefónica como una vía alternativa para entrar en el mercado.

El grupo español, que acumuló deuda durante una década de crecimiento en Latinoamérica, quiere reducir su pasivo por debajo de los 47.000 millones de euros a final de año y ya ha vendido varios activos este año, incluyendo su filial irlandesa O2.

Analistas dijeron que la venta podría liberar capital para la eventual participación de Telefónica en otros acuerdos en el sector, además de ayudar a reducir deuda. 'Podría tener sentido para la compañía ceder este activo ya que proporcionaría más flexibilidad a Telefónica para considerar otras oportunidades de fusiones y adquisiciones, como en Brasil, donde la compañía podría aprovechar la posibilidad de una venta de TIM Brasil por Telecom Italia', dijeron analistas de Espirito Santo en una nota a clientes.