Público
Público

Telefónica formaliza su opa sobre el 55,1 por ciento de la chilena CTC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El grupo español Telefónica ha presentado ante los supervisores bursátiles de Chile y de EEUU los folletos informativos de la Oferta Pública de Adquisición (opa) que anunció el pasado día 11 para hacerse con el 55,1 por ciento del capital de la Compañía de Telecomunicaciones de Chile (CTC) que no posee.

Según comunicó la operadora española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) -el organismo que supervisa los mercados bursátiles en España-, el plazo de aceptación de la oferta se inicia hoy en ambos mercados y concluirá el 16 de octubre, salvo que el periodo se extienda de conformidad con la normativa aplicable.

El jueves de la semana pasada, Telefónica comunicó a la CNMV su intención de presentar en un plazo de cinco días hábiles una opa para comprar el 55,1 por ciento del capital de CTC que no está en su poder.

La opa supondrá un desembolso máximo de 703 millones de euros (1.002,9 millones de dólares, al cambio de hoy) si todas las acciones a las que se dirige, representativas del 55,1 por ciento del capital de CTC, acuden a la oferta.

Telefónica ofrece un precio en metálico de 1.000 pesos chilenos para las acciones de la serie A y 900 pesos para los títulos de la serie B.

La oferta se formula simultáneamente en Chile, dirigida a los titulares de acciones de las series A y B emitidas por CTC, y en Estados Unidos.

En este último caso, la opa se dirige a los propietarios de American Depositary Shares (ADSs) que cotizan en Nueva York y a quienes poseen títulos de las series A y B y tienen residencia estadounidense.

La oferta está condicionada a que el grado de aceptación permita a Telefónica obtener al menos un 75 por ciento del capital de CTC.

La operadora también condiciona la opa a que los accionistas de CTC eliminen el limite actual de participación de un sólo accionista, fijado en el 45 por ciento.

Para conseguir este objetivo, será convocada una Junta General Extraordinaria.

Con esta operación, Telefónica completa la llamada Operación Verónica, que acometió en 2000 para hacerse con las operadoras fijas latinoamericanas en las que participaba.

En aquella ocasión, la operadora no pudo incluir a Chile por restricciones legales.

Telefónica entró en CTC en 1990 al comprar las acciones de Bond Chile (50 por ciento del capital) por 392 millones de dólares.