Público
Público

Telefónica incorpora a Rodrigo Rato como consejero para Latinoamérica y Europa

Durante su mandato al frente del Ministerio de Economía y Hacienda (1996-2004), Rodrigo Rato dirigió la privatización de la que era la compañía nacional Telefónica de España, cuya presidencia quedó e

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión de Nombramientos de Telefónica ha nombrado, al exvicepresidente y ministro de Economía y Hacienda y expresidente de Bankia Rodrigo Rato, consejero asesor de Telefónica Latinoamérica y Telefónica Europa.

Al mismo tiempo, Telefónica ha designado al hasta hace poco secretario general Técnico de la Presidencia de Telefónica, Luís Abril Pérez, para su incorporación al Consejo Asesor de Telefónica Europa.

La compañía ha indicado que, por su experiencia y trayectoria, ambos nombramientos vienen a reforzar la visión global de Telefónica, presente en 25 países.

Rodrigo Rato accede a Telefónica procedente del negocio bancario, donde fue presidente de Bankia desde su creación hasta mayo del año pasado, cuando se vio forzado a abandonar el cargo el 7 de mayo. Rato presentó su dimisión días antes de la intervención de la entidad, debido a la situación insostenible de la fusión de Caja Madrid y Bancaja. El pasado 20 de diciembre Rato compareció como imputado en la Audiencia Nacional, dentro del caso que investiga irregularidades en la salida a Bolsa de Bankia; presuntos delitos de falsificación de cuentas, administración desleal, maquinación para alterar el precio de las cosas y apropiación indebida.

En su declaración ante el juez, Rato eludió toda responsabilidad   y cargó las culpas al Banco de España, al anterior Gobierno socialista y al actual Ejecutivo del PP.  No hubo ni rastro de autocrítica, a pesar de que las acciones de Bankia han perdido en año y medio el 90,4% de su valor.

Anteriormente, Rodrigo Rato fue director gerente del Fondo Monetario Internacional entre 2004 -2007 y vicepesidente y ministro de Economía y Hacienda durante el Gobierno de José María Aznar (1996-2004).

Durante su mandato al frente del Ministerio de Economía y Hacienda, Rodrigo Rato dirigió la privatización de la que era la compañía nacional Telefónica de España,  cuya presidencia quedó en manos de su buen amigo Juan Villalonga. En julio del 2000 asistió a los funerales de la madre de este último.

El nombramiento de Rato se produce tres meses después de que el duque de Palma, Iñaki Urdangarin, renunciase a sus cargos de consejero y miembro del comité de nombramiento, retribución y gobierno corporativo de Telefónica Brasil.