Publicado: 05.08.2014 09:55 |Actualizado: 05.08.2014 09:55

Telefónica ofrece 6.700 millones por GVT para crecer en Brasil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Telefónica ha dado un paso definitivo para crecer en Brasil tras ofrecer a Vivendi comprar Global Village Telecom (GVT) por unos 6.700 millones de euros, en una operación que le permitiría esquivar problemas regulatorios y cerrar además el paso a otros competidores en el país. La fusión de ambas compañías crearía, según Telefónica, el mayor operador de telecomunicaciones en el mayor mercado de Latinoamérica, "proporcionando una plataforma única para la generación de sinergias y creación de valor", según dijo en una nota al regulador bursátil.

Con la compra de GVT, Telefónica lograría una importante ganancia de cuota en telefonía fija y banda ancha en Brasil (segundo mercado en ingresos para la española). Telefónica es el tercer operador del país en banda ancha con un 18,4% de cuota y, según datos de la consultora brasileña Telco de finales de marzo, GVT es la cuarta con un 12,7%, por lo que juntas superarían el 30% de America Movil y el 27,7% de Oi en el creciente mercado de fibra.

La propuesta del grupo español está diseñada de manera que, de ser plenamente aceptada por Vivendi (que ha dicho que analizaría la operación en su próximo consejo de administración), permita al grupo español eliminar cualquier objeción de los reguladores en Brasil y frustrar un eventual movimiento por parte de Telecom Italia sobre GVT. La española ofrece a la francesa una combinación de acciones de su filial brasileña (59% de la oferta) y efectivo (41%), pero esta última parte podría verse reducida si Vivendi acepta la propuesta de Telefónica de venderle su participación de al menos un 8,3% (tras la conversión de unos bonos canjeables emitidos recientemente) en Telecom Italia (TI), valorada en 1.300 millones de euros a precio de mercado.

Telefónica se encuentra bajo presión de las autoridades brasileñas por posibles conflictos de interés en el mercado de telefonía móvil, ya que es dueña de Vivo, número uno en móviles en el país, y además tiene una participación indirecta en TIM Participacoes, segundo operador, en el que Telecom Italia tiene el 67%. "En nuestra opinión, con las limitaciones que prevemos que impongan las autoridades de competencia a Telefónica/TIM Brasil, el mejor escenario para la compañía sería que Vivendi aceptara esta oferta recibiendo las acciones de Telecom Italia como forma de pago", dijeron analistas de Renta 4.

Además, el mercado especulaba con diversos movimientos de concentración en el país latinoamericano, entre ellos la posibilidad de una fusión entre la propia TIM y GVT, una operación que reforzaría el negocio de banda ancha de Telecom Italia en detrimento de la española. "(La oferta por GVT) es positiva ya que permitiría reforzar el negocio de telefonía fija en la región, acelerando la reactivación del negocio con la generación de sinergias. Además, limitaría las opciones de TIM Brasil", dijeron analistas de Sabadell.

La francesa dijo que, pese a que formalmente no tiene a la venta ninguna de las filiales, estudiaría la oferta en la próxima reunión de su consejo de administración. Según Sabadell, Telefónica ofrece a Vivendi una prima del 13,7% respecto a la valoración que los analistas del banco hacen de GVT.

La oferta, que de materializarse supondría la integración de su filial Telefónica Brasil y GVT, es en efectivo por 11.962 millones de reales (unos 3.950 millones de euros) y el resto en acciones nuevas representantivas del 12 por ciento de Telefónica Brasil tras la combinación con la filial de Vivendi. La financiación de la operación se realizaría mediante una emisión de acciones en Telefónica Brasil que Telefónica (que tiene un 74% de la filial brasileña) suscribiría proporcionalmente, a su vez, mediante otra ampliación de capital en la matriz. La oferta está sujeta a la aprobación de los reguladores.

Telefónica, que tiene una deuda financiera neta de 43.791 millones de euros a junio de 2014, ha tratado de conjugar en los últimos años crecimiento y una reducción de deuda que le permita mantener sus niveles de rating. Al margen de esta operación y en el marco de la transformación del grupo con la extensión de la red de fibra que permitirá a Telefónica abandonar en un futuro las actuales centrales de cobre, la compañía ha ofrecido en subasta cinco grandes inmuebles en Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia, dijo el martes una fuente inmobiliaria con conocimiento del proceso. Los inmuebles se venderían bajo la modalidad de sale and lease back, comprometiéndose Telefónica a mantenerse como inquilino en los edificios por un plazo mínimo de siete años.