Público
Público

Telefónica planea vender su filial checa O2

La operación, valorada en 3.600 millones de dólares, ayudaría a la operadora española a reducir su volumen de deuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El grupo español Telefónica ha iniciado contactos con grupos bancarios para evaluar la posible venta de su participación del 69% en Telefónica República Checa,  con un precio de mercado de unos 3.600 millones de dólares, dijeron tres fuentes bancarias con conocimiento de la operación.

La operadora, que buscaría con esta venta fortalecerse ante la creciente consolidación del sector en Europa y avanzar en su objetivo de reducir su deuda por debajo de los 47.000 millones de euros antes de fin de año, no quiso hacer comentarios. 'Nunca comentamos rumores de mercado', dijo un portavoz. Dos de las fuentes dijeron que la opción más probable sería que el grupo de inversión checo PPF, propiedad del multimillonario Petr Kellner, fuese el comprador de la participación. El grupo vendió recientemente su división de telecomunicaciones, que competirá bajo la bandera de Revolution Mobile en manos de un nuevo dueño.

Una de estas fuentes dijo que algún fondo de capital privado también podría pujar por la filial si no lo hace PPF y añadió que aunque, potencialmente podría haber grupos rusos de telecomunicaciones interesados, la posibilidad era escasa por la dificultad de implantarse en el mercado checo. La agencia Bloomberg había adelantado la información con tres fuentes no indentificadas afirmando que la operadora había contratado a Goldman Sachs y Societe Generale para estudiar la venta. Las fuentes consultadas por Reuters no pudieron confirmar la identidad de los bancos encargados de una operación que, a precios de mercado, tendría un valor de unos 3.600 millones de dólares.

La filial de Telefónica cuenta con una base de 9,3 millones de clientes entre la República Checa y Eslovaquia y reportó un descenso del siete por ciento en sus ingresos del primer semestre hasta 930 millones de euros. La filial checa de Telefónica está enfrentando una creciente presión sobre los márgenes ante una creciente competencia en el mercado local de telecomunicaciones.