Público
Público

Las temperaturas en España han subido 1,5° en 30 años

El ascenso triplica la media global, según un estudio que presentará Medio Ambiente en enero 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La temperatura media en la Península Ibérica ha subido 1,5º en los últimos 30 años, según confirmó ayer a Público uno de los coordinadores de un amplio estudio sobre el impacto del cambio climático en el país que presentará en enero el Ministerio de Medio Ambiente. El ascenso es casi tres veces mayor al de la media mundial, según un borrador del estudio disponible en la Red. El informe también asegura que, si no se hace nada para reducir el calentamiento global, España sufrirá a finales de este siglo ascensos de la temperatura de hasta seis grados, así como una reducción generalizada de las lluvias e incluso ciclones en el Mediterráneo.

El documento aglutina datos climáticos sobre la Península Ibérica publicados en revistas científicas. Lo ha redactado la rama española del programa CLIVAR (Climate Variability and Predictability), un proyecto internacional patrocinado por la ONU que pretende aportar nuevos datos sobre la variación climática en diferentes áreas del planeta.

Los modelos calculan ascensos de hasta 6º a finales de siglo

En España, los datos indican que la temperatura media ha ido en aumento desde 1901 a un ritmo de 0,13º por década. Este ritmo aumentó hasta casi medio grado por década entre 1975 y 2005, último año del que hay datos. Es casi tres veces el ritmo de calentamiento global registrado en los últimos 25 años por el Panel Intergubernamental de cambio Climático (IPCC), señala el borrador de CLIVAR.

Otro capítulo del trabajo intenta inferir cómo será el cambio climático en España a finales del siglo XXI. Se ha elaborado con modelos de predicción regionales del proyecto europeo Prudence en base a dos escenarios posibles del IPCC. Uno implica un mundo en el que no se hará nada por frenar el cambio climático y en el que la concentración de CO2 será el doble de la actual. El otro contempla un aumento más moderado, en el que se limitan las emisiones a un nivel similar al de ahora.

También se espera menos lluvia, sequía e incluso ciclones

Aunque su margen de error es considerable, los modelos predicen que en el peor de los casos las temperaturas subirían hasta seis grados en el centro de la Península en verano y unos dos o tres grados en invierno. Para el segundo escenario este incremento sería de uno a dos grados menor. También predice menos lluvia en toda España, sequías más intensas en Cantabria y el Valle del Ebro e incluso ciclones tropicales en el Mediterráneo.