Público
Público

Tras la tempestad surge Raikkonen y Alonso confirma los peores presagios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras la tempestad que anegó esta mañana el Autódromo Nacional de Monza, el finlandés Kimi Raikkonen, que pocos minutos antes de iniciarse la segunda sesión libre se anunció que renovaba con Ferrari hasta 2010, lograba el mejor tiempo en la jornada de entrenamientos libres del Gran Premio de Italia, en la que Fernando Alonso ha confirmado los peores presagios sobre el comportamiento del R28.

La anunciada lluvia, que también acompañará mañana y el domingo, comenzó a caer sobre Monza muy débilmente cuando se inició la primera sesión de entrenamientos libres, 10 de la mañana, pero una hora después la noche parecía haber caído y comenzó una lluvia torrencial que terminó por hacer que los mecánicos se emplearan a fondo para achicar el agua que entraba en los garajes.

La primera sesión de pruebas libres prácticamente se había perdido y poco antes de iniciarse la segunda llegaba el anuncio por parte de la escudería Ferrari de la renovación de Raikkonen hasta finales de 2010, con lo que se terminaban las especulaciones sobre el futuro rojo de Fernando Alonso.

Raikkonen celebraba su renovación obteniendo el mejor tiempo al final de la jornada con tan solo 70 milésimas de ventaja sobre el polaco Robert Kubica (BMW) que había dominado, esta vez bajo el sol y con la pista casi seca, casi toda la sesión por delante de su equipo de escudería el alemán Nick Heidfeld.

El británico Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes) que también conoció hoy que el lunes 22 se verá el recurso de su equipo contra la sanción de los comisarios deportivos del Gran Premio de Bélgica que, de momento, le privó de la victoria, terminó cuarto a poco más de una décima y el brasileño Felipe Massa (Ferrari), su más directo rival por el título sexto.

En las pocas vueltas que dio Fernando Alonso por la mañana, antes del diluvio, y las que dio por la tarde, pudo comprobar sus temores de que el coche en este circuito, además de carecer de motor, la estabilidad también es precaria y que le espera un fin de semana muy duro.

El único consuelo para el asturiano, y para Renault, es que sus principales rivales en la lucha por el cuarto puesto en el campeonato del mundo de constructores no están mucho mejor que ellos.

En efecto Toyota y Renault se han repartido los cuatro últimos puestos en la lista de tiempos con el alemán Timo Glock por delante de Fernando Alonso por una sola décima de segundo, gracias a que el español superó en las últimas vueltas a su ex compañero Jarno Trulli por tres.

El brasileño Nelson Piquet quedaba en el último puesto después de no haber podido concluir la sesión de pruebas debido a una salida de pista.