Publicado: 25.12.2013 21:06 |Actualizado: 25.12.2013 21:06

El temporal cede pero obliga a cortar el transporte marítimo en el Estrecho

Restablecido el suministro eléctrico en todos los hogares gallegos. La borrasca se desplaza hacia áreas del mediterráneo y sureste peninsular

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La profunda borrasca que desde el martes barre la península y las islas Baleares comienza remitir y ha permitido restablecer el suministro eléctrico a todos los hogares gallegos. Por contra, las lluvias y el fuerte viento, con rachas de más de 100 kilómetros por hora, han obligado a suspender el transporte marítimo en el Estrecho, donde se registraron fuertes vientos.

A última hora de la noche, un descenso en la fuerza del viento de poniente permitió la salida del puerto de Ceuta del buque Passió per Formentera. El buque partió la noche del 25 de diciembre desde Ceuta con destino al puerto de Algeciras (Cádiz) con más de 800 pasajeros a bordo para descongestionar los puertos del Estrecho de Gibraltar.

El viento mantiene este miércoles en alerta a 19 provincias, con especial incidencia en amplias zonas del sur de Andalucía y Ceuta, donde se mantienen cerradas, por razones de seguridad, las salidas de la línea marítima que une Algeciras con Ceuta e, incluso, la del ferry extraordinario que suele navegar con el temporal. Además tampoco se han producido conexiones marítimas en la línea entre Algeciras y Tánger, y el puerto de Tarifa (Cádiz) permanece cerrado desde la tarde de ayer.

Asimismo, las fuertes rachas de viento en la provincia de Córdoba han provocado la caída de dos árboles que han roto tres postes eléctricos, avería que ha obligado a cortar el tráfico ferroviario entre las estaciones de Villa del Río y Montoro, de la línea que cubre el trayecto Linares-Baeza-Cádiz. Los trenes más afectados son los que circulan entre las provincias de Jaén, Córdoba y Sevilla, y para eludir el tramo cortado, Renfe ha programado transbordos para ocho trenes de media distancia.

En Galicia, una de las comunidades más afectadas por la borrasca situada en el Atlántico norte, se ha restablecido el suministro eléctrico a los clientes que todavía estaban sin luz -la mayoría en el entorno de Santiago de Compostela-, por unas averías causadas por el temporal y que llegaron a afectar ayer a 70.000 abonados, ha informado Gas Natural-Fenosa.

También en Galicia se ha registrado un incendio en el interior del santuario de A Virxe da Barca en el municipio coruñés de Muxía, que ha quedado calcinado y el retablo central, desaparecido. Las primeras hipótesis apuntaban como causa de la caída de un rayo en un transformador próximo a la iglesia, que se habría incendiado y transmitido el fuego a través de los cables a la sacristía, cuyo tejado se ha venido abajo. Sin embargo, fuentes de Gas Natural-Fenosa han informado de que el transformador se encuentra a 600 metros del templo, que no se quemó y que tan solo saltaron los fusibles, como mecanismo de seguridad. Asimismo, la línea que alimenta al Santuario desde el transformador es de baja tensión y se encuentra soterrada, por lo que estas instalaciones son ajenas al siniestro, según las mismas fuentes.

El temporal mantiene aún en alerta a Cantabria por fuertes vientos, y aunque ha ido amainando en las últimas horas, se han registrado olas de casi ocho metros de altura. Castilla La-Mancha también se ha visto afectada por esta borrasca, que se ha dejado sentir en la provincia de Toledo, donde la mayoría de los incidentes registrados se han producido principalmente en vías locales por caída de árboles, de señales, de tejas o rótulos de comercios. La borrasca se han notado también en Extremadura y, así, entre las 14:00 horas de ayer y las 09:00 horas de hoy, el servicio de emergencias ha recibido más de un millar de llamadas relacionadas con el temporal de viento y lluvia que ha afectado la región toda la Nochebuena.

A lo lago de las próximas horas la borrasca se desplazará hacia áreas del mediterráneo y sureste peninsular, por lo que se mantiene activada la alerta amarilla (riesgo) por fuertes vientos de componente oeste en las provincias de Almería, Barcelona, Tarragona, Alicante, Castellón, Valencia, Murcia y las Islas Baleares. En puntos de la cornisa cantábrica seguirá la alerta naranja (riesgo importante) por fenómenos costeros adversos y olas que alcanzarán los 5 ó 7 metros; la nieve afectará a las provincias de Jaén y Granada donde está activada la alerta amarilla.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para mañana lluvias débiles en Galicia, área del Pirineo, y, al principio, en Andalucía oriental y en las Baleares, tendiendo en estas últimas zonas a remitir. La cota de nieve irá ascendiendo a lo largo del día, situándose en los 1.200 metros en el noroeste peninsular; entre los 1.500 y los 1.800 metros en el centro y noreste, y en 1.700 metros en el sur; las temperaturas descenderán de forma moderada en la mitad este peninsular y en Baleares.