Público
Público

La tendencia sexual paterna no influye en los hijos adoptados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Gay o no, la orientación sexual de los padres adoptivos no tiene ningún impacto sobre el desarrollo emocional de los hijos, según reveló un nuevo estudio.

Además, los investigadores dijeron que si los padres estaban satisfechos con el proceso de adopción, tenían ingresos estables y funcionaban bien como familia, el riesgo de problemas emocionales en los niños se reducía.

"Hallamos que la orientación sexual de los padres adoptivos no tenía influencia en los problemas emocionales", señaló en un comunicado Paige Averett, profesora asistente de trabajo social de la Universidad de Carolina del Este, en Estados Unidos.

"Descubrimos, sin embargo, que la edad y los abusos antes de la adopción sí influían", añadió la experta.

Averett, Blace Nalavany, también de la Universidad de Carolina del Este, y Scott Ryan, decano de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad de Texas, consultaron a casi 1.400 parejas estadounidenses, incluyendo a 155 de padres homosexuales, hombres y mujeres.

El equipo también empleó información del sistema público de bienestar infantil de Florida y datos de parejas gay y lesbianas de todo el país para el estudio.

Cada pareja fue consultada por sus hijos, la composición familiar y la dinámica e historia de los niños antes de la adopción.

Los investigadores dijeron que los resultados, publicados en la revista Adoption Quarterly, son importantes porque comparan a las parejas homosexuales y lesbianas.

"Hay implicaciones para los educadores en trabajo social, los profesionales de adopción y los legisladores en este y otros estudios recientes", dijo Averett.

"Debemos prestar atención a los datos que indican que los padres homosexuales son tan adecuados como los heterosexuales para adoptar (...) porque al menos 130.000 niños dependen de que nosotros actuemos como defensores suyos bien informados", añadió la autora.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles señaló que las leyes y las políticas de adopción generan obstáculos para que las parejas gay y lesbianas puedan adoptar un hijo.