Público
Público

Tenerife limpia la invasión del barro

"Los canarios estamos vendidos. Es tercermundista", manifiesta el presidente del Cabildo ante las intensas lluvias caídas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tenerife continúa en alerta amarilla como consecuencia de las intensas lluvias que se registraron ayer. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) había anunciado precipitaciones de 60 litros por metro cuadrado en 12 horas, 'cuando en realidad fueron 180 en tres horas'. 'Se multiplicó por 12 la previsión', recriminó el presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, a la AEMET.

Cuadrillas de Medio Ambiente y de Carreteras de la corporación isleña están trabajando en la limpieza de las zonas invadidas por el barro y el agua. La Unidad Militar de Emergencia (UME) ha replegado sus efectivos esta mañana, pero continuará activada mientras la isla continúe en alerta.

Melchior ha explicado que se están evaluando los daños agrícolas producidos por la tromba de agua, especialmente en la zona de Icod Alto, Benijos, Las Llanadas y Palo Blanco.

El presidente del Cabildo ha asegurado que el Centro Meteorológico de Tenerife carece de los medios necesarios para predecir con exactitud fenómenos meteorológicos como el de ayer. Melchior ha revelado que el radar que alerta con precisión sobre las tormentas en las islas se encuentra estropeado y advirtió de que aún tardará tres meses en volver a funcionar correctamente.

'Si no se cuenta con los mecanismos necesarios para este tipo de situaciones, los canarios estamos vendidos', aseguró el que fuera senador por Tenerife la pasada legislatura. 'Es tercermundista', zanjó el presidente.

Tenerife confía ahora en que las lluvias previstas para esta tarde caigan de forma más serena.

Los servicios municipales de Las Palmas de Gran Canaria continúan trabajando para 'normalizar' la circulación en las carreteras de la ciudad, tras las fuertes lluvias caídas durante esta mañana que provocaron inundaciones en diversas partes de la ciudad y grandes retenciones de tráfico. La alerta de lluvia continúa hasta esta tarde.

La zona baja de la ciudad ha sido la más afectada por la tromba de agua caída, que ha inundado algunas viviendas, locales comerciales y garajes.