Publicado: 18.07.2014 14:51 |Actualizado: 18.07.2014 14:51

El teniente Gonzalo Segura entra preso por escribir una novela e inicia una huelga de hambre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El teniente Luis Gonzalo Segura ha entrado este viernes, pasadas las 10.00 horas, en un centro de internamiento disciplinario, en el que pasará dos meses de reclusión. Un castigo que le ha sido impuesto por un tribunal militar por haber publicado Un paso al frente (Tropo Editores), una novela a modo de alegato en la que este joven oficial denuncia que las Fuerzas Armadas "siguen ancladas en el siglo XX", regidas con mano autoritaria y plagadas de casos de corrupción en los que "la casta" de los altos oficiales se aprovecha de sus privilegios, con la complicidad de una justicia militar "nada independiente". "Es muy duro perder la libertad en un procedimiento que vulnera el Tratado Europeo de los Derechos Humanos y, encima, por cumplir con mi obligación y denunciar lo que consideraba ilegal o irregular. Lo triste es que nadie lo investigue", dice a Público a penas unas horas antes de entrar en el centro internamiento. Ante esta situación, ha decidido comenzar una huelga de hambre.

"No me queda más remedio que iniciar una huelga de hambre porque se maltrata a muchos militares, se les mantiene en estado de indefensión jurídica, con compromisos en lugar de contratos como si fueran trabajadores de segunda. La cúpula militar se dedica a hacer lo que quiere sin respetar las normas y con el único sentido de la lealtad entre ellos, hay despilfarro, negligencia y malversaciones...", se lamenta el teniente, que no entiende que ahora quieran encerrarle y expulsarle de las Fuerzas Armadas por haber escrito un libro y tratado de llamar la atención sobre prácticas fraudulentas al interior de los cuarteles. Para él, "lo peor es que durante el juicio nadie quisiera saber lo que había en un disco duro", refiriéndose a la memoria en la que él asegura que tiene infinidad de pruebas de irregularidades y casos de corrupción entre los oficiales y que durante muchos meses ha intentado, sin éxito, que alguien investigara. E insiste: "Me parece muy triste que en Europa alguien tenga que declararse en huelga de hambre para solicitar fiscalización y transparencia del gasto, independencia de los órganos de control, justicia, Guardia Civil y auditorías, y un trato digno para los militares, como es tener libertades y derechos o contratos ajustados a la normativa europea".

"Más que un libro, es una lucha por los derechos y la igualdad en el mundo militar"Cuando publicó su libro, este teniente de 37 años aspiraba a que se convirtiera, además, en un movimiento que sirviera para ayudar a la regeneración democrática de los ejércitos. Y Un paso al frente ya va por la cuarta edición, con más de 10.000 ejemplares vendidos y una considerable repercusión en el mundo militar y civil. "Más que un libro, es una lucha por los derechos y la igualdad en el mundo militar", afirmó a Público en una de sus primeras entrevistas. Hace dos meses le comunicaron el pliego de cargos en el que las autoridades consideraban que había cometido dos faltas graves a la disciplina militar y le abrían un expediente. Una, por escribir el libro y las declaraciones que hizo a la prensa; y otra, por hablar del libro en horario de café con sus compañeros que le preguntaban, según su testimonio. De ahí su actual internamiento en el centro disciplinario. Además, el fiscal está estudiando los cargos para ver si le puede acusar de un delito militar, lo que le enfrentaría a una condena de seis meses a seis años en una cárcel militar.


Horas antes de que Gonzalo Segura ingrese en el centro de internamiento, Público ha tenido acceso a la grabación de una conversación mantenida con el general José Luis Goberna con el militar condenado. "No te empeñes en sanear una empresa cuando a lo mejor todo el país está podrido. No intentes lavar la empresa, porque ésta reacciona contra ti y te mata", son algunas de las frases que se oye decir a este general cuando está reunido con el teniente. A lo largo de la grabación, el alto oficial le recomienda en todo momento que no siga por la senda de la denuncia pública. En referencia a la denuncia de los casos de corrupción, reconoce: "Yo he visto lo que tú me has contado y mucho más, pero la forma de atacar esta empresa, sus irregularidades o las cosas que nos desmoralizan, es pelear en el día a día".

"En el Ejército lo que predomina es mirar para otro lado en lugar de denunciar""Si yo te contara mi vida, lo tuyo es una coña. Lo tuyo es una coña, comparado con cosas que tú ni puedes contar", dice también el general Goberna al inicio de la conversación. Ante lo que el teniente Gonzalo Segura dice en declaraciones a este diario: "Si un general afirma que todas mis denuncias son una coña para lo que él ha conocido pues habría que comprobar si ha puesto alguna denuncia en su carrera o no". Con todo esto, el joven teniente dice que "lo triste es que personas así asciendan y las condecoren" y a él le "machaquen y expulsen". "Me resulta patético comprobar cómo en la cúpula de las Fuerzas Armadas lo que predomina es mirar para otro lado en lugar de denunciar", ha declarado el teniente. "Queda claro que el sistema me va a matar y así es".

Pero hay mucho más en la conversación:

- "Si yo hubiera hecho lo que has hecho tú, estaría muerto en combate. ¿Tú sabes cuál fue mi técnica para afrontar todos esos problemas que tú me cuentas, y mucho más graves, económicos, de irregularidades...? Y he llegado a general con esta técnica... ¿Sabes cuál es? La japonesa. Trabajar más, agotar el sistema por saturación. Cuando me han tocado los huevos, no he ido al juzgado, lo que he hecho ha sido trabajar más."

- "Se dan unas connotaciones que tú no controlas. Eres una buena cobertura para mucha mierda. Yo no te digo que dejes de hacer lo que haces, te digo que te lo pienses. Porque la empresa es muy dura."

- "Esto es una empresa que cuando nosotros entramos ya existía. Y cuando nos vamos sigue existiendo. Es consustancial a la idiosincrasia del país, es decir, no podemos dejar de ser españoles. No te empeñes en sanear una empresa cuando a lo mejor todo el país está podrido. El margen, desde el punto de vista cristiano, es que tú puedes hacer lo que está en tu mano, no intentes lavar toda la empresa, porque la institución reacciona contra ti y te mata. Te mata. Cada uno hace lo que puede..."


http://www.quoners.es/debate/crees-que-deberia-crear-una-ley-especial-que-protegiera-y-premiara-a-aquellas-personas-que-denuncian-irregularidades-desde-dentro-de-la-instituciones