Publicado: 30.07.2014 23:30 |Actualizado: 30.07.2014 23:30

El teniente Segura ya ha perdido diez kilos y sigue con su huelga de hambre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A punto de cumplirse tres semanas desde su entrada en un centro de reclusión militar, el teniente sancionado por denunciar irregularides en el Ejército español se mantiene en huelga de hambre, y tiene intención de mantenerla hasta ser puesto en libertad. 

Luis Gonzalo Segura comenzó su reclusión en el centro de San Pedro de Colmenar Viejo el viernes 18 de este mes para permanecer allí dos meses, pero durante el fin de semana fue trasladado al Hospital Gómez Ulla de Madrid, donde según sus abogados sigue recibiendo tratamiento- Defensa rehúsa hacer comentarios-. Y sigue manteniendo su huelga de hambre, aliméntandose únicamente a base de líquidos.

"Por la información que tenemos se encuentra bien dentro de lo que cabe; ya ha perdido diez kilos, pero quiere mantener la huelga de hambre mientras perdure el arresto", aseguran a Público desde Aestimatio Abogados, el bufete encargado de su defensa. "Está igual que el centro militar, pero aquí controlan mejor su situación médica, le hacen revisiones completas cada día, los médicos se están portando muy bien con él", defienden.

"Está igual que el centro militar, pero aquí controlan mejor su situación médica", aseguran los abogadosLos letrados añaden que físicamente "está manteniendo el tipo, es fuerte y joven", y que anímicamente está aún mejor. Mientras tanto, la defensa prepara un recurso de alzada contra la sanción que afronta el teniente -"muy bien trabada, exige un recurso elaborado"- y se muestran dispuestos a llegar al Supremo, al Constitucional o hasta Bruselas para lograr una sentencia favorable.

También aclaran que la posición del militar como denunciante de ciertos delitos en el seno del Ejército es complicada, "ya que en la institución no existe la figura de la acusación popular; él ha denunciado hechos, pero como no es parte legitimada ni es víctima, no sabemos con exactitud qué han hecho los jueces o qué han dejado de hacer". 

No obstante, y en relación al hecho de que las denuncias de Segura hayan caído en saco roto, su defensa insiste en que "cuesta creer que los juzgados no hayan hecho nada con lo denunciado. Creo que han investigado y han llegado a la conclusión de que estaba todo correcto", añade.

Por otra parte, los abogados reconocen que el caso del teniente autor de Un paso al frente se está politizando, y se muestran sorprendidos porque "las fuerzas de izquierdas se estén haciendo eco del tema, en vez de ser todas las fuerzas políticas las que estén de acuerdo en esto".

El diputado y portavoz parlamentario de Justicia de IU, Gaspar Llamazares, ha pedido que sea el Observatorio de la Vida Militar el órgano que estudie "con urgencia" las sanciones impuestas al teniente Gonzalo Segura, tras sus denuncias sobre supuestos casos de "corrupción" en el Ejército.

Llamazares: "No hay precedentes, de un expediente como el abierto al teniente Segura por la carta incluida en su novela"Llamazares ha enviado una carta al órgano colegiado perteneciente al Ministerio de Defensa para pedirle que elabore un informe al respecto y que, tanto la sanción como las denuncias incluidas en el libro de Segura, "entren dentro de las competencias del Observatorio".

En su carta dirigida al presidente del Observatorio de la Vida Militar, Víctor Torre de Silva, el diputado de IU explica que el mando del Ejército de Tierra ha abierto al teniente un expediente gubernativo que podría concluir con su expulsión de las Fuerzas Armadas por el contenido de su novela.

"El mando militar atribuye al autor de la obra una carta al ministro de Defensa firmada por un personaje de ficción e incluida en el epílogo de la novela", indica Llamazares, que añade que el instructor del expediente considera que esa carta vulnera el código disciplinario castrense. Precisa que, sin embargo, otras fuentes jurídicas sostienen que no hay precedentes de que se castigue al autor de una obra de ficción por lo que dicen sus personajes.

"No hay precedentes, ni por tanto jurisprudencia, de un expediente como el abierto al teniente Segura por la carta incluida en su novela", afirma Llamazares.

El diputado se hace eco además en la carta de los "agujeros negros de la economía militar" denunciados por el teniente sobre que "no hay ningún tipo de fiscalización en el Ejército, la transparencia es inexistente" y "los mandos hacen con el dinero lo que les da la gana".