Publicado: 03.05.2012 19:31 |Actualizado: 03.05.2012 19:31

¿Tensiómetro de mercurio o aneroide para medir la presión en los niños?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Will Boggs

Hay poca diferencia entre lasmediciones de los tensiómetros de mercurio y los aneroides enlos pacientes pediátricos, según revela un estudio.

"Nuestros resultados sugieren que cualquier dispositivopuede ser usado para medir con precisión la presión sanguínea",dijo a Reuters Health la doctora Amy S. Shah, del Hospital deNiños de Cincinnati, en Ohio.

"Cuando se compara con el esfigmomanómetro (tensiómetro) demercurio, las diferencias son pequeñas y no serían clínicamenteimportantes", agregó.

Los esfigmomanómetros aneroides están reemplazandorápidamente los dispositivos rellenos con mercurio para lamedición de la presión sanguínea, debido a preocupaciones deseguridad y ambientales.

El nuevo estudio fue realizado sobre 193 niños yadolescentes (de entre 4 y 19 años) que tenían una duraciónpromedio de diabetes de 9,2 meses.

En general, hubo un 94 por ciento de correlación entre eldispositivo de mercurio y el aneroides en las mediciones de lapresión sanguínea sistólica, y un 82 por ciento de correlaciónen el caso de la presión diastólica, informaron Shah y suscolegas en la revista Pediatrics.

En menores de 10 años, no hubo diferencia significativa enlas mediciones de presión sistólica y diastólica con ambos tiposde esfigmomanómetros.

En los participantes mayores, no hubo diferenciasignificativa en la presión sanguínea sistólica medida por ambosdispositivos, pero la presión sanguínea diastólica promediaba1,8 mm Hg menos con aneroides, comparado a los dispositivos demercurio.

"Por lo tanto, para equiparar las presiones sanguíneas entrelos dispositivos, podría agregarse un factor de corrección de+1,8 a una medición de presión sanguínea con aneroide en losindividuos de 10 años o más", sugiere el equipo.

"Nuestros hallazgos sugieren, pese a que losesfigmomanómetros de mercurio son el estándar de oro, que losdispositivos aneroides son una alternativa precisa", concluyóShah.

"Hay poca variación clínica entre las presiones sanguíneastomadas con ambos dispositivos, lo que sugiere que cualquiera deesos aparatos podría ser usado en un establecimiento médico o deinvestigación", finalizó.

FUENTE: Pediatrics, online 16 de abril del 2012