Público
Público

Tensión en India tras la creación de un nuevo estado

Multitudinaria huelga de hambre contra la independencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno indio ha abierto la caja de Pandora. La decisión de escindir de la región meridional de Andhra Pradesh el nuevo estado de Telangana ante la presión de políticos locales ha desatado una serie de protestas y demandas a lo largo del país. Mientras en el resto de la región de Andhra, cientos de personas comenzaron ayer una huelga de hambre para mostrar su rechazo a la medida tras tres días de violentas protestas, otros estados indios se han lanzado a reclamar sus propias secesiones.

Desde el viernes, las principales localidades de Andhra han sido el escenario de violentos enfrentamientos entre los manifestantes y la Policía a raíz de que el Gobierno federal aceptara la creación del nuevo estado al cumplirse el décimo primer día de la huelga de hambre 'hasta la muerte' emprendida por el líder local, K. Chandrasekhara Rao.

La decisión política todavía ha de superar el escollo de la votación de la Asamblea Regional de Andhra Pradesh, donde unos 130 diputados han presentado la dimisión junto con otros 20 ministros de la región. El mayor motivo de resistencia de Andhra ante la separación de los telanganos, quienes llevan luchando desde hace 50 años por un estado propio, es la pérdida de la capital, Hyderabad, sede de importantes empresas tecnológicas en el país.

Pero a excepción de Hyderabad, los diez distritos interiores en el norte de Andhra Pradesh reclamados por los habitantes de Telangana sufren constantes sequías y un grave atraso económico frente al resto de la región.

La líder intocable Mayawati, quien gobierna la región más populosa de India, Uttar Pradesh, ha sabido aprovechar el momento y exigió ayer al primer ministro indio, Manmohan Singh, no sólo la separación de los estados de Bundelkhand y Paschimanchal, sino también de Poorvanchal.

Pero no es la única. Al menos otros seis estados en el gigante asiático comparten demandas similares ante las presiones de minorías étnicas o zonas más empobrecidas. Hoy se ha convocado una huelga de cuatro días en Darjeeling, en el noroeste del país, donde las reclamaciones independentistas a veces se tornan violentas, y se han anunciado protestas en el norte de Bengala.

India es una nación joven, con tan sólo 62 años de existencia, y cuenta con una inmensa pluralidad cultural, étnica y lingüística entre sus 1.200 millones de habitantes que, en muchas ocasiones, se superpone a las demarcaciones trazadas por los estados.