Público
Público

Tensión en Marsella antes del encuentro contra el Atlético

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Jean-François Rosnoblet

El Olympique de Marsella seguía asombrado y temía que la situación se le escapara de las manos por el caso Santos Mirasierra, en la víspera del partido que el martes le enfrentará al Atlético de Madrid.

Condenado a tres años y medios de prisión por la justicia española, Mirasierra, miembro de los Ultras del Marsella y encarcelado desde hace más de dos meses, estará muy presente en las gradas del Velódromo.

Fue detenido el 1 de octubre tras unos enfrentamientos con la policía en la zona del estadio Vicente Calderón reservada para los seguidores del club francés, durante el encuentro de ida de Liga de Campeones contra el Atlético.

Los dirigentes del club rojiblanco han pedido a sus hinchas que no viajen a Francia, y por el lado marsellés los llamamientos a la calma se multiplican desde el anuncio del veredicto, el pasado viernes.

El entrenador del Olympique, Eric Gerets, lanzó un "SOS", instando a sus seguidores a mantener la sangre fría.

"Hay que hacer lo imposible, incluso aunque eso será difícil para todo el mundo, para los hinchas, para los jugadores. Nosotros debemos dar ejemplo. Y el mejor ejemplo será mantener la calma", declaró.

"Yo lanzo un SOS porque temo que el partido del martes termine mal. Tengo miedo por el futuro de este club porque si hay incidentes, esto costará muy caro".

Gerets también pidió al grupo de los Ultras que no cumplan su amenaza de boicotear el partido.

AMENAZA DE BOICOT

"Nuestra presencia en las gradas ya no tiene ningún sentido en comparación con la detención arbitraria de nuestro amigo", afirmaron los responsables de los Ultras.

El grupo invitó así a todos los seguidores del club a reunirse en el exterior del Velódromo para "transformar los alrededores del estadio en un alegato por Santos".

En una web de apoyo de nueva creación, una petición ya ha recibido cerca de 4.000 firmas para exigir la liberación de Santos Mirasierra.

"Firmando esta petición, os comprometéis a respetar el llamamiento a la calma lanzado por Santos en el partido de vuelta. Sed conscientes de que todos los actos reprensibles por la ley serán dañinos para Marsella, el Olympique de Marsella y sobre todo para Santos", se puede leer.

El alcalde de la ciudad, Jean-Claude Gaudin, también apeló "al sentido común y a la responsabilidad" de todos.