Publicado: 05.12.2013 17:26 |Actualizado: 05.12.2013 17:26

"Tensión y pánico" en el aterrizaje de emergencia de un avión en Barajas

Un Boing 767 de la compañía Delta Airlines que acababa de partir hacia Nueva York tuvo que regresar al aeropuerto madrileño con un agujero en el ala. Al aterrizar se salió de la pista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los pasajeros del vuelo de Delta 415, que regresó al aeropuerto de Barajas en Madrid media hora después de despegar por un fallo hidráulico, vivieron momentos de "tensión y pánico" a bordo de la aeronave, tras escuchar "un fuerte crujido en el despegue y comprobar que había un agujero en el ala derecha".

Así lo han manifestado hoy a Efe varios de los viajeros del vuelo 415, que despegó de Madrid a las 11.25 horas, con destino a Nueva York y que aterrizó de nuevo en Barajas a las 12.05 horas, después de que el aeropuerto activara, primero "la alerta local", y más tarde la "general" por este incidente, en el que no se registró ningún herido.

Una familia de León, que se dirigía a Nueva York para pasar el puente de la Constitución, relató a Efe que cuando el avión despegó se escuchó un "fuerte golpe, pero no sabíamos lo que había pasado porque nadie decía nada".

"Los que iban en las ventanillas derechas empezaron a ponerse pálidos al contemplar que en el ala había un agujero, del que comenzó a salir líquido", señalaron los viajeros, que manifestaron que la tripulación se limitó a informar de que "regresábamos a Madrid porque había un problema con el hidráulico".

Los viajeros aseguraron que el retorno al aeropuerto, que se prolongó una media hora, "fue muy tenso y se vivieron escenas de pánico a bordo, con gente llorando".

"La toma de tierra fue normal, pero después de tocar el suelo el avión [...] tardó mucho en frenar, se salió de la pista y acabamos en el césped"

Según los pasajeros, "la toma de tierra fue normal, pero después de tocar el suelo el avión rodaba de una forma rara y se notaba un traqueteo brusco. Tardó mucho en frenar, se salió de la pista y acabamos en el césped".

Cuando descendieron de la aeronave, un Boeing 767, los pasajeros fueron informados de que se había reventado una rueda, "pero no sabemos si en el despegue o en el aterrizaje".

Además, comentaron que "había mucha policía y bomberos alrededor de la aeronave", pero manifestaron que no habían visto fuego en el tren de aterrizaje".

Fuentes del sector aéreo consultadas por Efe manifestaron que el "avión sufrió el reventón de una rueda al despegar y luego en la toma de tierra se dañó el tren de aterrizaje derecho, que se incendió, aunque en las redes sociales algunos controladores señalaron que el avión golpeó "con el cono de cola en la pista en el momento de elevarse".

Por su parte, Delta Airlines se ha limitado a confirmar el regreso de su vuelo 415 desde Madrid a Nueva York "poco después de despegar debido a motivos de seguridad" y ha asegurado que "el avión aterrizó con normalidad y los pasajeros fueron desembarcados también con normalidad".

Fuentes de Aena explicaron a Efe que el avión despegó por la pista 36 izquierda, que fue revisada para comprobar que no había restos de neumático ni de ningún otro objeto que pudiera afectar a la seguridad de la operativa del aeropuerto.

También fue cerrada la pista 32 izquierda por la que aterrizó la aeronave para realizar las comprobaciones pertinentes, aunque fue reabierta a las 15.30 horas, sin que afectara a la operatividad de las instalaciones.

En la aeronave iban 200 pasajeros que fueron alojados en un hotel

Las fuentes del sector aéreo aseguraron a Efe que el avión tomó tierra a las 12.05 horas después de que se activara "en un primer momento la alerta local en el aeropuerto, que posteriormente pasó a alerta general".

Ante esta situación son activados los bomberos, el personal médico y las fuerzas de seguridad ubicadas en las instalaciones por si fuera necesaria su intervención.

Los 200 pasajeros de la aeronave han sido trasladados a un hotel cercano al aeropuerto y se espera que puedan emprender viaje a su destino en otros aviones a lo largo de mañana, viernes.