Público
Público

La terapia con hormona de crecimiento es más común en varones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Los varones de baja estaturapor problemas de salud son más propensos que las mujeres arecibir hormona de crecimiento, pero esa diferencia no seexplica por un sesgo en las decisiones de los médicos, sugirióun nuevo estudio.

La hormona de crecimiento se les indicaría a los niños debaja estatura por ciertas causas, como la deficiencia de lahormona, la enfermedad renal y los efectos adversos de laradioterapia cerebral para tratar un cáncer.

Estudios en varios países habían demostrado que dos vecesmás varones que mujeres reciben tratamiento hormonal por esasenfermedades. Se desconoce por qué, pero algunos sostienen queestá vinculado a la idea de que en las mujeres está mássocialmente aceptada la baja estatura.

Varios estudios respaldaron la teoría del "sesgo deldiagnóstico". Una encuesta a endocrinólogos pediátricos enEstados Unidos, por ejemplo, reveló que ante varios casoshipotéticos, los médicos eran un 30 por ciento más propensos arecomendar terapia hormonal a los varones que a las mujeres.

Otros estudios hallaron que, al momento de la indicación dela terapia hormonal, las niñas tendían a ser más bajas que losvarones.

En el nuevo estudio, un equipo en Australia halló que,entre 1.485 niños bajo tratamiento con hormona de crecimiento,la mayoría (811) eran varones.

Además, los niños superaban a las mujeres al analizar lasindicaciones individuales de terapia hormonal, incluida ladeficiencia de la hormona de crecimiento, la insuficienciarenal y la radioterapia craneana.

Pero casi no hubo evidencias de que las mujeres fueran másbajas que los varones al momento de la derivación atratamiento. En cambio, en el grupo con deficiencia de lahormona de crecimiento o que había recibido radioterapia, losvarones tendían a ser más bajos.

"Esto sugiere que los varones y las mujeres que debenrecibir hormona de crecimiento tienen las mismas posibilidadesal momento del diagnóstico y de la determinación deltratamiento", dijo a Reuters Health el autor principal delestudio, doctor Ian P. Hughes.

"Es decir que no existe un sesgo diagnóstico en esosniños", agregó Hughes, investigador de la University ofQueensland.

El especialista dijo que el mensaje para los padres es quepueden "confiar" en que sus hijos e hijas tendrán las mismasposibilidades al momento de la evaluación y, si corresponde, ala hora de indicar un tratamiento con hormona de crecimiento.

La estatura baja en los niños se determina por ladesviación de la medida normal para la edad y género. Para eso,los médicos usan cartillas de crecimiento de los Centros parael Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos(CDC), elaboradas con datos pediátricos reunidos entre 1960 y1990.

Pero Hughes señaló que la altura promedio de la poblaciónaumenta de generación a generación. De modo que los patrones decrecimiento de los niños de hoy no son los mismos que los quese utilizaron para elaborar las cartillas de los CDC.

"Si esos cambios entre la población infantil actual y lapoblación estudiada por los CDC variaron en varones y mujeres,entonces nuestra definición de baja estatura sería distintapara ambos géneros, lo que elevaría el criterio de elegibilidadpara el tratamiento con hormona de crecimiento de un génerosobre el otro", sostuvo.

FUENTE: Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism,online 15 de enero del 2010.