Público
Público

Terapia con vibración no da resultado en personas con esclerosis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vibración corporal se ofrececomo una solución universal: desde controlar la baja densidadósea en astronautas hasta mejorar el swing de golf el fin desemana o rehabilitar músculos debilitados.

Pero un estudio pequeño sugiere que el entrenamientoregular con vibración corporal no mejora la fuerza o la funciónmuscular en pacientes con esclerosis múltiples (EM).

Esa tecnología se utiliza cada vez más para tratarenfermedades musculares como la EM porque la vibración estimulalos músculos para funcionar mejor y formar hueso.

En Estados Unidos, unas 400.000 personas tienen EM, unaenfermedad que afecta los nervios y los músculos y que semanifiesta entre los 20 y 40 años. Se caracteriza por undebilitamiento muscular progresivo y pérdida de control; suavance varía según cada caso.

En la primera investigación de largo plazo sobre lavibración corporal en pacientes con EM, un equipo de Bélgicaanalizó el efecto según varias mediciones de capacidad muscularen las piernas, como la fuerza, la función, la resistencia y lavelocidad de movimiento en 11 hombres y mujeres con EM leve amoderada.

Los voluntarios hicieron ejercicios de piernas sobre unaplataforma vibradora durante cinco sesiones cada dos semanasdurante 20 semanas. Otro grupo de 14 pacientes con EM mantuvola rutina diaria.

Ambos grupos comenzaron con niveles similares de debilidaden las piernas y, después de 10 y 20 semanas de seguimiento,aquello no varió. Esta ausencia de efecto del ejercicio regularsorprendió al equipo porque estudios previos habían demostradoque el ejercicio beneficia a los pacientes con EM.

"Bajo las condiciones del estudio, (la vibración corporal)no mejora la fuerza ni la capacidad funcional de los músculosde las piernas" en personas con EM leve a moderada, publica elequipo en Journal of Rehabilitation Medicine.

A pesar de esto, el equipo admitió que el estudio pudo haberpasado por alto algún efecto por varios motivos: la pocacantidad de pacientes estudiados y que cada participanterealizó la misma rutina física. Por lo tanto, una rutinapersonalizada podría dar resultado.

Existen pocos tratamientos efectivos para la EM, peroninguno la cura.

FUENTE: Journal of Rehabilitation Medicine, octubre del2010