Publicado: 13.11.2013 13:15 |Actualizado: 13.11.2013 13:15

Tercer aviso de Bruselas a España en tres años por el alto paro y la deuda

La Comisión Europea inicia una revisión en profundidad de la economía española, cuyos resultados publicará durante la primavera de 2014

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Europea ha lanzado este miércoles un nuevo aviso a España, el tercero en tres años, por sus desequilibrios económicos que se manifiestan en cuestiones como el alto nivel de paro y de deuda pública y privada, aunque no ha avanzado en el procedimiento de sanciones. El Ejecutivo comunitario se limita a iniciar una nueva revisión en profundidad de la economía española, lo que supone volver a la primera fase del procedimiento por desequilibrios excesivos. El objetivo es verificar si las reformas emprendidas por el Gobierno de Mariano Rajoy, como la laboral o la de las pensiones, son suficientes para corregir los riesgos detectados.

"Para España y Eslovenia, que según concluimos en abril estaban experimentando desequilibrios excesivos, analizaremos si estos desequilibrios persisten o si se están reduciendo. También analizaremos la contribución de las reformas aplicadas por los dos países para superar los desequilibrios", ha explicado el vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn. Los resultados se publicarán durante la primavera de 2014. Sólo entonces la Comisión decidirá si avanza en el proceso sancionador, que puede llegar a multas de hasta el 0,1% del PIB (1.000 millones de euros en el caso de España).

España supera los umbrales máximos de 6 de los 11 indicadores que utiliza Bruselas para detectar riesgos económicos, la misma cantidad que el año pasado, según el informe publicado este miércoles. El más grave es el del paro, con una tasa media en los últimos tres años del 22,3% (frente al umbral del 10% considerado saludable). El resto de indicadores en los que España sobrepasa el umbral de riesgo son la pérdida de cuota de mercado exportador (-14,6% frente al -6%); la deuda privada (194% del PIB, frente a un límite de 160%), la deuda pública (86% frente al 60%), la posición neta de inversión internacional (-93% del PIB, frente al límite del 35%), y la evolución del tipo de cambio efectivo real (-5,2% frente al 5%). En contraste, España ha corregido ya su déficit por cuenta corriente y se sitúa por debajo del umbral del 4% (en concreto, 3,1%) de media en los últimos tres años.

El informe destaca las mejoras en la economía española, pero insiste en que el Gobierno debe proseguir con las reformas. La recuperación de la competitividad se aceleró en 2012 gracias a la moderación salarial y a mejoras en la productividad. La pérdida de cuota de mercado exportador se ha moderado y prosigue el ajuste en el sector inmobiliario y el proceso de desendeudamiento del sector privado.

"Pese al reequilibrio en curso en la economía, la magnitud del ajuste necesario y las vulnerabilidades adicionales relacionadas con el aumento vertiginoso del paro y el crecimiento la deuda pública representan un reto sustancial en el futuro, que continúa exigiendo medidas políticas", subraya el informe de Bruselas. "Los costes sociales de la crisis pueden apreciarse cada vez más. Las altas tasas de paro juvenil y de larga duración, y un creciente número de hogares con escasa intensidad de trabajo, están teniendo su impacto, conduciendo a un aumento de la pobreza y la exclusión social", avisa el Ejecutivo comunitario.

No obstante, el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, ha destacado el "esfuerzo notable" de España para corregir los desequilibrios de su sistema financiero. "Esperamos que a principios del año que viene España podrá concluir su programa (de rescate bancario) con éxito", ha apuntado.

El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, ha asegurado que el Gobierno trabaja en "la buena dirección" para la corrección de desequilibrios de la economía española, a pesar del nuevo aviso de Bruselas. Latorre se mostrado convencido de que España ha superado ya el desequilibrio excesivo de la balanza de pagos por cuenta corriente y de que ha mejorado mucho en endeudamiento privado. En cambio, ha admitido que han podido empeorar en otros como el desempleo o deuda.

La Comisión Europea ha expedientado este miércoles por primera vez a Alemania por su superávit exterior excesivo y ha activado también de nuevo el procedimiento por desequilibrios excesivos contra Francia e Italia, países a los que ha reclamado acelerar las reformas estructurales con el fin de consolidar la recuperación. Para justificar la polémica decisión de expedientar a Berlín, el presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso, ha alegado que "no se trata de cuestionar la competitividad de Alemania", sino de verificar "si el alto superávit de Berlín es algo que está afectando al funcionamiento de la economía de la eurozona en su conjunto". "Nuestro problema no es la competitividad de Alemania, sino si Alemania podría hacer más para ayudar a reequilibrar la economía de la UE", ha insistido Barroso, que ha recordado que el Ejecutivo comunitario viene reclamando a Berlín los últimos impulsar la demanda doméstica, con medidas como facilitar subidas salariales, invertir en infraestructuras o liberalizar el sector servicios.

Según el análisis de la Comisión, Alemania supera los umbrales máximos en 4 de los 11 indicadores utilizados por la UE para detectar riesgos económicos. El más importante es el superávit por cuenta corriente, que se sitúa en el 7,5% de media en los últimos tres años (frente al límite del 6%), y que según Bruselas se mantendrá en estos niveles en los próximos años. Berlín también suspende en evolución del tipo de cambio efectivo real, pérdida de cuota de mercado exportador y deuda pública.

Además de España y Alemania, la Comisión vuelve a investigar a los otros 12 Estados miembros en los que detectó desequilibrios el año pasado: Eslovenia, Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, Francia, Italia, Hungría, Malta, Holanda, Finlandia, Suecia y Reino Unido. También revisará la situación de Croacia y Luxemburgo.