Publicado: 11.03.2014 11:37 |Actualizado: 11.03.2014 11:37

Un tercio de las mujeres que abortaron en 2013 lo haría de forma clandestina con la nueva ley

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Qué harían las mujeres que abortaron recientemente si tuvieran que hacerlo con la nueva ley de Gallardón? Ante esta pregunta que la Asociación de Clínicas para la Interrupción del Embarazo (Acai) ha hecho a 6.045 mujeres que abortaron en las 20 clínicas del colectivo en los últimos cuatro meses, un 31,94% respondió que interrumpiría su embarazo en otro país y otro tercio abortaría de forma clandestina. Es decir, que un 62,31% de las mujeres que abortaron en los últimos cinco meses lo haría aunque la ley no lo permitiera. Un 29,50% de las encuestadas, en cambio, seguiría su embarazo. Estas últimas, señala el informe, "responden con resignación y angustiadas. No se atreven o no se ven capacitadas para hacer otra cosa".

El estudio de Acai revela que casi el 100% de las mujeres que abortaron recientemente, no podrían hacerlo con la nueva ley porque los motivos que las llevaron a tomar esa decisión no están contemplados en la norma que prepara el Gobierno. El 54,41% de las mujeres aborta por causas que no tienen un origen ni económico, ni laboral ni afectivo, frente a un 34,75% que arguye estos motivos. Sólo un 5% de las mujeres interrumpió su embarazo por patologías fetales, maternas o problemas de salud física o psíquica de la madre. La nueva ley sólo considerará como supuesto para abortar legalmente el último caso.

El informe muestra otro dato preocupante: el 47,86% de las encuestadas no utilizó métodos anticonceptivos seguros, un 10% más que hace dos años, y el uso de preservativo ha caído un 6% entre 2012 y 2014. "En la mayoría de estos casos, se ha pasado de utilizar el preservativo —que sigue siendo el método antiocopnceptivo más usado— de forma continuada a circunstancial, o bien se combina su uso con el ogino u otro método poco seguro como la marcha atrás", dice el informe. La presidenta de Acai, Francisca García Gallego, achaca estos datos a la falta de educación sexual y reproducticva y a la desfinanciación de los anticonceptivos orales más utilizados. Además, critica que la nueva norma del Gobierno "no contempla ninguna medida preventiva en ese sentido". Gallego ha afirmado que "no cabe ninguna reforma" en la restrictiva Ley Orgánica de Protección de la Vida del No Nacido y los Derechos de la Mujer Embarazada, por lo que la asociación que preside pide su "inminente retirada". 

A diferencia de lo que dice el Gobierno, Gallego insiste en que en 2012 los abortos se redujeron en un 5% y en un 6% entre mujeres menores de 19 años. Puede que la nueva norma, sigue Gallego, haga disminuir aún más el número de abortos pero "sólo en el papel porque los ilegales no constan en ninguna parte". En España abortan 12 de cada 1.000 mujeres, mientras que en el mundo esa cifra asciende a 28, según los datos de Acai.

Sobre el perfil de las mujeres que interrumpen su embarazo —la mayoría tiene entre 18 y 30 años, estudios entre Secundaria y Bachillerato— destaca el descenso en los últimos dos años de mujeres inmigrantes que quieren abortar. Hoy el  70% de las mujeres que interrumpen su embarazo ha nacido en España frente al 29,15% que ha nacido en otro país. Acai explica este cambio de tendencia por los "flujos migratorios tras el estallido de la crisis, ya que ha ido disminuyendo el número de mujeres en edad fértil que accede a nuestro país".