Publicado: 15.10.2014 14:08 |Actualizado: 15.10.2014 14:08

Teresa Romero y su marido emprenderán acciones legales contra Rodríguez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La auxiliar de enfermería Teresa Romero contagiada de ébola, y su marido, Javier Limón, emprenderán acciones legales contra el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, por las declaraciones vertidas durante la semana pasada en las que acusaba a la paciente de haber ocultado información.

Así lo ha señalado una amiga de la pareja, Teresa Mesa, a los medios de comunicación a las puertas del Hospital Universitario La Paz-Carlos III de Madrid, donde ha explicado que la "intención" de Limón es que "una vez" su mujer se recupere, abordar con servicios jurídicos la posibilidad de emprender acciones legales" contra el consejero.

Asimismo, ha señalado que no aceptan las "disculpas" del consejero, porque entienden que debería haberlo hecho "antes" ayer Rodríguez envió una misiva al marido disculpándose por sus palabras y asegurando que su intención no era ofender

Los familiares de Teresa Romero, por su parte, han pedido la dimisión de Javier Rodríguez y presentan este miércoles 6000 firmas para solicitarlo, confirmando también que se suman a la demanda ante la fiscalía presentada por el Sindicato de Auxiliares de Enfermería (SAE) contra la Administración por no proteger a los trabajadores contra agentes biológicos.

Precisamente, el SAE ha registrado este miércoles en la Consejería de Sanidad un total de 33.357 firmas de profesionales y usuarios de la sanidad para exigir la dimisión de Rodríguez. Desde el sindicato han explicado que las firmas se han recogido en hospitales y centros de salud de todo el país desde que comenzara esta campaña, iniciada el pasado viernes, y que las suscriben tanto profesionales como usuarios del sistema sanitario.

Además, han remarcado que una parte de dichas firmas, concretamente 6.122, se han logrado a través de una petición formulada a través de la plataforma Change.org. Las mismas fuentes han añadido que también han respaldado esta petición personas de otros países, como Estados Unidos, Perú o Chile.

"Los responsables políticos de la Sanidad deben reconocer el trabajo de los profesionales y respetarnos en todo momento. Las declaraciones menospreciando nuestras funciones y los cuidados que prestamos a los pacientes son una muestra de la incompetencia y el desconocimiento que los gestores de nuestra Sanidad tienen sobre los centros de trabajo y sus profesionales", ha explicado la vicesecretaria autonómica de SAE, Elvira González.

El hermano de Teresa y su pareja, Charo, también se quejan, por su parte, de no poder hablar ni con ella ni con su marido, ambos aislados en distintas plantas del Hospital Carlos III y sin poder tampoco comunicarse entre sí, algo por lo que Teresa esta "muy enfadada".

"Está aislada pero si está consciente debería tener comunicación al menos con su marido porque ahora mismo lo que nos interesa es que esté tranquila para salir adelante" se lamenta Charo. También aseguran que Teresa "está muy enfadada porque pide su móvil pero nadie sabe dónde está".