Público
Público

Terroristas de ultraderecha asumen en un vídeo varios crímenes sin resolver por la Policía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La célula terrorista de ultraderecha descubierta por la policía en Alemania asume en un vídeo los diez asesinatos que se le imputan, pero también otros crímenes de carácter xenófobo cuya autoría resultaba hasta ahora un misterio para las autoridades germanas.

En el vídeo de 15 minutos que publica hoy en exclusiva el semanario "Der Spiegel" en su página web, los terroristas alardean de sus crímenes, se mofan de sus víctimas y ridiculizan a los investigadores de la policía que hasta ahora desconocían a los autores.

El vídeo de producción casera fue realizado por los tres integrantes de una célula de la hasta ahora desconocida organización terrorista neonazi Clandestinidad Nacionalsocialista, que actuó en el anonimato durante mas de diez años.

El comando estaba formado por Uwe Mundlos y Uwe Böhnhardt, de 38 y 34 años, cuyos cadáveres aparecieron en una autocaravana incendiada en Eisenach, al este del país el pasado día 4, y por Beate Zschäpe, de 36 años, que se entregó la pasada semana a las autoridades tras prender fuego a la vivienda común en Zwickau.

"Der Spiegel" destaca que el vídeo con la confesión de los crímenes apareció entre los restos de la vivienda incendiada de la célula terrorista y que en el mismo se asume el asesinato entre los años 2000 y 2006 de nueve pequeños comerciantes extranjeros, ocho turcos y uno griego, crímenes de los que presenta imágenes que debieron realizar los propios terroristas.

Asimismo reconocen el asesinato de una policía alemana en 2007 en Heilbronn, sur del país, que fue tiroteada en su coche patrulla junto a su compañero, que resultó gravemente herido y a los que robaron las armas.

El relato de las "hazañas" corre por cuenta de la Pantera Rosa, cuyos dibujos animados han sido manipulados para convertirse en presentador de la serie de crímenes en un vídeo que cuenta con imágenes de los atentados captadas por las cadenas de televisión y aportaciones propias de los terroristas.

"Spiegel Online" subraya que el montaje del vídeo tuvo que llevar mucho tiempo y que fue realizado probablemente a finales de 2007 en base a los datos que contiene el DVD con las imágenes.

Los miembros de la célula terrorista de extrema derecha asumen en el mismo atentados que estaban pendientes de resolución, como la colocación en 2004 de una bomba con metralla, que causó 22 heridos, algunos de gravedad, en un barrio turco de Colonia, oeste del país.

También la colocación de una bomba trampa en 2001 igualmente en Colonia en una tienda de frutas y verduras donde recibió heridas de gravedad una joven de origen iraní cuyos padres regentaban el comercio.

La película comienza con una frase que dice: "La Clandestinidad Nacionalsocialista es una red de camaradas con el lema 'hechos en vez de palabras'. Mientras no haya cambios en la prensa, la policía y la libertad de expresión, las actividades continuarán".

"Acción pincho de 'döner'" llaman los terroristas a la serie de nueve asesinatos de pequeños comerciantes extranjeros, de los que muestran imágenes de sus cadáveres en un fotomontaje con un clavo en la cabeza.

"Este es el lado sádico de personalidades enajenadas", señala en declaraciones a "Spiegel Online" Hajo Funke, sociólogo especialista en el seguimiento de la ultraderecha en Alemania, para quien "el nacionalsocialismo tiene siempre un lado sádico".

El también especialista en los movimientos neonazis de la Universidad de Bochum, Jan Schedler, comenta a su vez que el mensaje del vídeo es claro: "Se asesina a uno y se provoca inseguridad a millones", sobre todo a la población inmigrante.