Público
Público

Un tertuliano de Telemadrid se jacta ante niños de sus gustos sexuales

Salvador Sostres, tertuliano del programa 'Alto y claro', habla de sexo "con jovencitas" ante un grupo de escolares de Marruecos que habían acudido al programa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Todo ocurrió en cuatro o cinco minutos, durante una pausa publicitaria la semana pasada en el programa Alto y claro que presenta la periodista Isabel San Sebastián en Telemadrid.Tiempo más que suficiente para que Salvador Sostres, uno de los colaboradores habituales del programa y del diario El Mundo, hiciera públicos sus gustos sexuales al más puro 'estilo Sánchez Dragó' delante de un grupo de niños: con un cierto deje machista en sus palabras y mostrándose orgulloso de ello. Además, también mostró su lado más xenófobo cuando se enteró que varios de los niños que asistían al programa eran marroquíes.

Todo empezó con una pregunta inocente de Isabel San Sebastián: preguntó a sus tertulianos que asunto preferían comentar para cerrar el programa, si el anuncio de la lotería de Navidad o un desfile de Victoria's Secret.

La pregunta fue como levantar la veda de caza. Sostres empezó hablando de 'este tipo de mujeres espantosas que llevan la ropa interior no conjuntada', ante la risa de otro tertuliano, Alfonso Ussía. 

Entonces intervino Ussía para decir que él era 'un enemigo atroz' de la ropa interior: 'Odio la lenceria, aunque hay casos que con lo de arriba no hay más remedio'.

Fue entonces cuando Sostres se soltó el pelo y empezó a hablar de las jóvenes: 'Y especialmente claro, las mujeres cuando tienen una edad porque todo cae, pero las chicas jóvenes de 17, 18, 19… que es ahí donde está la tensión de la carne y ese punto mágico'.

San Sebastián le mira y entonces presentadora y tertuliano tienen la siguiente conversación:

Sostres: 'Isabel perdona, no me mires con esa cara de asco, Dragó se pasó con lo de los 13 años'.

San Sebastián: ' Te veo yo acercándote a mi hija y te mato'.

Sostres: ¿Cuántos tiene?

San Sebastián: 23.

Sostres: Muy mayor, demasiado mayor ya.

San Sebastián: Te mato (…) 

Sostres: ¿Sabes, la auténtica cosa esta casi virginal, que aún no huelen a ácido úrico, que están limpias? Que tienen olor a santidad, sabes, que parecen lionesas de crema, dulces (…) de estos pelos del primer rasurado, que aún no pican (…)'.

San Sebastián: 'Salvador que te calles, estás enfermo. Bea, que se jodan, no damos el desfile'.

Es entonces cuando San Sebastián cae en la cuenta que entre el público hay niños de varios colegios que han venido a ver el programa. La presentadora les pregunta de dónde vienen y los niños le responden que de Catalunya, Marruecos y Cádiz. La respuesta sorprende a los tertulianos, pero Sostres sigue con sus chanzas: '¿De Marruecos y Catalunya? ¿Esto es un colegio o una ONG?'.

Sostres sigue hablando y llega a decir cosas como que 'el matrimonio es sexo por obligación mientras que ahora se folla'. San Sebastián, cada vez más incómoda, le recuerda que hay niños. 'Da igual, son de Rabat, allí ya van sueltos', replica Sostres en tono burlón ante la risa cómplice de Ussía.

La pausa termina con una pregunta de Sostres que tampoco tiene desperdicio: '¿Por qué la mujeres en cualquier conversación de estas en lugar de hablar del tema se imaginan a sus hijas en esta situación? No puede ser'. San Sebastián le replica: 'Porque hay depredadores como tú sueltos'.

Aunque colabora habitualmente con el diario 'El Mundo' y aparece en las tertulias de Veo televisión y de Telemadrid, donde saca a relucir un discurso conservador en el que ataca permanentemente al Gobierno, Salvador Sostres no es muy conocido entre el gran público. Nacido en Barcelona en 1975, empezó a colaborar en medios catalanes, sobre todo en el diario 'Avui', diario catalanista y de izquierdas donde llegó a escribir una columna titulada 'Hablar español es de pobres' en la que afirmaba entre otras cosas: 'Es de pobres y de horteras, de analfabetos y de gente de poco nivel hablar un idioma que hace un ruido tan espantoso para pronunciar la jota'.

Pero luego sufrió la enfermedad del converso: de 'Avui' pasó a colaborar con medios de la derecha. Se granjeó el odio de una buena parte de los internautas con un polémico artículo que publicó en El Mundo el pasado mes de septiembre sobre la muerte de José Antonio Labordeta. En aquel artículo dijo cosas como esta sobre el cantautor: 'Su puño cerrado y en alto del que tanto presumía fue siempre un escarnio a los millones de muertes que su ideología ha causado'. En Facebook se creó un grupo llamado 'Salvador Sostres: Gilipollas del año' y otro en el que se le declaraba persona non grata en Aragón.