Publicado: 07.10.2014 19:34 |Actualizado: 07.10.2014 19:34

El Tesoro coloca 5.000 millones en un bono ligado a la inflación de la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tesoro español colocó el martes en el mercado institucional 5.000 millones de euros en su primer bono sindicado ligado a la inflación, a un plazo de cinco años y que despertó un gran interés inversor, con 11.270 millones de euros solicitados.

Los bonos europeos ligados a la inflación se diferencian de los bonos nominales en que su principal evoluciona según el Índice de Precios al Consumo Armonizado (IPCA), excluido el tabaco. A diferencia de un bono nominal, que todos los años paga un cupón fijo, el bono ligado a la inflación va creciendo porque el principal aumenta con la inflación.

Economía explicó en un comunicado que, con una demanda muy diversificada, el bono se sindicó con una participación de no residentes del 74,4% y una rentabilidad real del 0,248% con lo que la tesorería estatal cumple con su objetivo de "reducir el coste y alargar la vida media de la deuda".

La operación permite al Ejecutivo avanzar en la consecución de sus objetivos de colocación a medio y largo plazo, habiendo cubierto ya el 91,3% del importe de emisión previsto para todo el año (acumula 192.700 millones de euros captados, de los que 118.010 forman parte del programa de financiación a medio y largo plazo). "El Tesoro Público demuestra nuevamente la confianza de los mercados de capitales en los grandes emisores españoles", dijo Economía en una nota.

El bono se emite referenciado a la inflación europea armonizada con vencimiento el 30 de noviembre de 2019 y un cupón del 0,55%, aunque la rentabilidad real teniendo en cuenta el IPC, ha sido del 0,248 por ciento, explicó el ministerio.  BBVA, BNP Paribas, CaixaBank, Citigroup, JP Morgan y SocGen CIB han sido los bancos directores de la emisión, actuando como soporte el resto de los creadores de mercado.