Público
Público

El Tesoro coloca deuda a corto plazo con tipos de interés de hace tres años

España aprovecha el buen momento del mercado para colocar directamente entre grandes inversores hasta 7.000 millones en un bono a diez años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tesoro español volvió a superar sus objetivos de emisión en una subasta de letras el martes y a los tipos de interés más bajos desde hace más de tres años, en un momento en el que el Estado y las empresas españolas están aprovechando la abundante liquidez y las mejores condiciones de financiación en los mercados.

La institución pública dijo el martes que adjudicó un total de 4.046 millones de euros en letras a seis y doce meses, por encima de los 4.000 millones que se había fijado como objetivo de máximo y costes de financiación desconocidos desde la primavera de 2010. En papel a 6 meses, la tesorería pública adjudicó 1.013 millones de euros, frente a los 4.716 millones solicitados, con un tipo marginal del 0,500%, un tipo que no se veía desde marzo de 2010 y frente al 0,572% de la anterior emisión. A 12 meses, adjudicó 3.034 millones de euros, frente a los 6.157 millones solicitados, con un tipo marginal del 1,015% desde el 1,274% anterior. En este caso se trata del tipo más bajo desde abril de 2010.

El Tesoro está colocando deuda con facilidad en las últimas semanas gracias a la liquidez en el mercado que han generado las medidas monetarias de estímulo que han puesto en marcha bancos centrales, como el de Japón. Esta situación ha permitido, además, que la prima de riesgo española (la diferencia del bono español a diez años con su homólogo alemán, que sirve como referencia para medir la solvencia del país) se mantenga desde mediados de abril por debajo del nivel de los 300 puntos, con la rentabilidad en torno al 4,2%.

Igualmente, las empresas privadas están aprovechando esta ventana de liquidez. Este lunes, Repsol logró colocar 1.200 millones de euros a un coste mínimo del 2,7 %. Telefónica también ha colocado 750 millones en un bono a seis años, mientras que el holding IAG (que integra a Iberia y Britihs Airways) también anunció la colocación de 390 millones de euros en títulos convertibles por los que pagará un interés anual del 1,75%.

Junto a la emisión de letras, el Tesoro está aprovechando el 'gran interés que continúan mostrando los inversores por la deuda española' para iniciar la colocación de un nuevo bono sindicado a diez años, que se coloca directamente entre grandes inversores.  España prevé colocar hasta 7.000 millones, según una fuente del Ministerio de Economía, con una demanda que hasta ahora alcanza los 20.000 millones, según fuentes del mercado.

En enero, el Tesoro español colocó otros 7.000 millones de euros en un bono sindicado a 10 años en una emisión en la que la demanda superó los 23.000 millones de euros. Los bancos a cargo de la emisión son Barclays, CaixaBank, Citigroup, Deutsche Bank, Goldman Sachs y Santander.

La deuda neta de las entidades españolas con el Banco Central Europeo (BCE) se redujo un 1,07% en el mes de abril, hasta los 257.215 millones de euros, el octavo descenso mensual consecutivo tras acumular hasta agosto once máximos correlativos, según los datos del Banco de España. La caída representa 2.783 millones menos que el importe contabilizado en marzo y supone retrotraer la deuda de la banca española con el organismo liderado por Mario Draghi a niveles de hace un año.

La menor dependencia de las entidades financieras con el BCE se puede constatar también en la cifra de apelación bruta. Esta deuda de la banca española en las subastas de liquidez del instituto emisor tanto a corto como a largo plazo (265.077 millones de euros) se redujo el pasado mes un 2,1%. Si solo se tiene en cuenta esta apelación bruta en relación con el conjunto europeo (878.060 millones de euros), la financiación del Eurosistema correspondiente a la banca española se reduce al 30,1%.

El importe bruto de apelación no recoge el dinero que los bancos españoles han tomado prestado al BCE y han vuelto a depositar a resguardo del organismo. La banca española tiene aparcados 7.862 millones de euros en esta 'hucha'. Esta cifra es inferior en un 28,1% a los 10.944 millones de marzo, su tercer descenso consecutivo. En este sentido, el conjunto de las entidades del Eurosistema depositó 120.571 millones de euros en el BCE, un 10,2% inferior al mes precedente. Esta tendencia a la baja en el dinero depositado por la banca europea en el instituto emisor se explica tras la decisión del BCE en junio de dejar de retribuir las facilidades de depósito para impulsar el crédito. Hasta esa fecha, el organismo monetario ofrecía un interés del 0,25% a un día a los recursos que se guardaban en la institución.