Publicado: 24.04.2014 15:12 |Actualizado: 24.04.2014 15:12

El Tesoro coloca deuda a medio y larzo plazo por 5.565 millones a un coste mínimo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tesoro español colocó el jueves Bonos y Obligaciones por un total de 5.565 millones de euros al coste más bajo registrado en la historia de los tres plazos ofrecidos, en un mercado más relajado por la expectativa de que el BCE tome medidas para combatir la baja inflación y la apreciación del euro. Además, la subasta se produjo en una jornada en la que se conocieron datos que apuntan a una leve mejoría de la economía española tras dos años de recesión, en un entorno de regreso relativo de los inversores a la periferia sur del euro.

Según dijo el jueves el Banco de España, la economía española volvió a acelerarse y creció en el primer trimestre del año a una tasa intertrimestral de en torno al 0,4% y del 0,5% en términos interanuales. Los datos reafirmaron a la entidad en sus su visión de que el PIB crecerá el 1,2% este año y el 1,7% en 2015.

Los aún altos rendimientos ofrecidos por España, y por otros países víctimas de la crisis de deuda del euro como Italia, y la esperanza de que el BCE relaje más su política monetaria están empujando a los inversores a añadir deuda de estas naciones a sus carteras. "Estos países tienen un acceso excelente a los mercados primarios. Ciertamente es un argumento adicional para mantener las posiciones largas", dijo Christoph Kind, jefe de asignación de activos en Frankfurt Trust, en referencia a las apuestas alcistas de los inversores respecto a los precios de los bonos (que se corresponden con una bajada de los tipos de interés de los mismos).

El jueves Italia colocó 5.600 millones de euros en títulos a tres, cinco y 10 años, llevando su captación de fondos al 39 por ciento del objetivo para el año. Portugal también salió el miércoles con éxito al mercado de deuda, adjudicando 750 millones de euros a un interés mínimo récord en su primera subasta de bonos en tres años, lo que supone un voto de confianza de los mercados que incrementa las posibilidades de que Lisboa pueda completar una salida limpia de su programa de rescate el mes que viene.

El objetivo de colocación se había situado entre 4.500 y 5.500 millones de euros, y el jueves los inversores solicitaron títulos por 12.314,7 millones, 2,2 veces el importe adjudicado. A 3 años, el Tesoro colocó 1.348 millones, con un tipo marginal del 1,036 por ciento frente al 1,352 por ciento de la anterior subasta de estos bonos (20 de marzo). Se trata de un nuevo mínimo histórico después del que había marcado el pasado 6 de marzo. Los bonos a cinco años, por importe de 1.571 millones, se vendieron con un tipo marginal del 1,678 por ciento frente al 1,899 por ciento anterior (3 de abril), mientras que en los 2.645 millones adjudicados a 10 años el tipo fue del 3,073 por ciento frente al 3,308 por ciento anterior. En el caso del bono a cinco años, se trata del cuarto mínimo histórico consecutivo en subastas a dicho plazo, mientras que en las obligaciones el récord anterior estaba en septiembre de 2005.

Según una fuente oficial de Economía, desde el comienzo del año el Tesoro ha captado 57.249 millones de euros dentro del programa de financiación regular a medio y largo plazo. Esta cifra supone un 42,9% de la previsión de emisión incluida en la Estrategia del Tesoro para 2014 (133.300 millones de euros). El coste medio de emisión a 31 de marzo era del 2,10%, por debajo del 2,45% de cierre del pasado año.