Público
Público

El Tesoro de EEUU advierte de que la suspensión de pagos sería "catastrófica"

El FMI dice que si Estados Unidos deja de pagar su deuda "las consecuencias serán globales". Por otro lado, el departamento de Trabajo no publicará los datos del paro de septiembre por el cierre de la Administración

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos advirtió hoy de que una suspensión de pagos, en la que podría caer el país si no eleva el techo de su deuda antes del 17 de octubre, podría tener 'efectos catastróficos'.

Según un informe publicado por el Tesoro, esa situación podría llevar a Estados Unidos a una crisis económica 'igual o peor' que la de 2008.

El informe, además, señala que el incumplimiento del pago de la deuda 'no tendría precedentes' y podría tener consecuencias tales como la congelación del flujo de crédito, la caída en picado del valor del dólar y que las tasas de interés se disparasen.

Al observar la inestabilidad de los mercados financieros que se produjo en 2011, cuando el país también estuvo al borde de la suspensión de pagos, el informe examina una serie de indicadores económicos que confirmarían que un episodio similar podría perjudicar a la recuperación económica.

El bloqueo del diálogo entre el Congreso y la Casa Blanca sobre el aumento del techo de la deuda hace temer una situación como la de agosto de 2011, que se resolvió en el último minuto pero no pudo evitar que, por primera vez en la historia, la agencia Standard & Poor's (S&P) degradase la calificación de la deuda estadounidense de AAA a AA+.

'Como vimos hace dos años, la incertidumbre prolongada sobre si nuestro país va a pagar sus deudas a tiempo daña nuestra economía', advirtió el secretario del Tesoro, Jacob Lew.

'La incertidumbre prolongada sobre si nuestro país va a pagar sus deudas a tiempo daña nuestra economía

'El aplazamiento de un aumento del techo de la deuda hasta el último minuto es exactamente lo que no necesita nuestra economía, una herida autoinfligida que daña a las familias y a las empresas. Nuestra nación ha trabajado duro para recuperarse de la crisis financiera de 2008, y el Congreso debe actuar ahora para levantar el techo de la deuda antes de que la recuperación se ponga en peligro', insistió el responsable.

El informe señala que la mera posibilidad de una suspensión de pagos puede causar una inestabilidad en los mercados financieros a causa de la incertidumbre, perjudicando así a las empresas y los hogares estadounidenses.

Esa situación límite, advierte el Tesoro, podría causar fuertes caídas en la riqueza de los hogares, el aumento del coste de la financiación para las empresas y los hogares, y una caída en la confianza del sector privado. A ese mensaje catastrofista se unió este mismo jueves la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde: 'El cierre parcial de la administración es suficientemente malo, pero el fracaso en elevar el techo de deuda sería mucho peor y podría dañar seriamente no solo la economía estadounidense si no toda la economía global'. 'Es una misión crucial que esto se resuelva lo antes posible', subrayó la directora gerente del Fondo.

Por otra parte, el Departamento del Tesoro advierte de que si la paralización de la Administración que tiene lugar desde hace tres días se prolonga en el tiempo, la economía estadounidense será más vulnerable a los efectos adversos de una posible suspensión de pagos.

De hecho, ya se están empezando a notar las consecuencias del cierre de la Administración: el Departamento de Trabajo confirmó este jueves que no publicará mañana los datos de desempleo del mes de septiembre debido al cierre del Gobierno, sin que por ahora se haya fijado por ahora una nueva fecha para ello. 'Debido a la falta de fondos, la publicación de la situación del empleo que ofrece los datos sobre el mes de septiembre, recopilada por la Oficina de Estadísticas del Trabajo [...] no se producirá como estaba previsto el viernes', informó el Departamento de Trabajo en un comunicado.