Público
Público

Un test de la diabetes no detecta la mayoría de los casos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Genevra Pittman

Un nuevo test no detectaríamillones de casos de diabetes y prediabetes, además desobrediagnosticar esas condiciones en los afroamericanos cuandose utiliza como herramienta de control.

Unos 23 millones de estadounidenses son diabéticos (el 8por ciento de la población) y otros 57 millones tienen riesgode desarrollar la enfermedad, según la AsociaciónEstadounidense de la Diabetes (ADA).

El costo anual de la diabetes en Estados Unidos acaba dellegar a los 200.000 millones de dólares y la condición estáasociada con otros problemas, como la enfermedad cardíaca, lahipertensión y la insuficiencia renal.

"Un tercio de los estadounidenses diabéticos ignoran quetienen la enfermedad", dijo el doctor Darin Olson, autorprincipal del estudio e investigador de la Emory University, enAtlanta. "Para intervenir con remedios efectivos, tenemos quepoder diagnosticarlos", añadió el experto.

En el estudio publicado en la revista Diabetes Care, losautores compararon los resultados de dos test en 5.000estadounidenses sin diagnóstico de la enfermedad.

Esas pruebas fueron el test de tolerancia oral a la glucosa(azúcar), la prueba "de oro" para diagnosticar la diabetes, yun nuevo test de medición de la hemoglobina A1c, que se formacuando el exceso de glucosa en sangre se une a las moléculastransportadoras de oxígeno en los glóbulos rojos.

En el test oral de glucosa, los pacientes beben un líquidocon azúcar después de un ayuno de ocho horas. Se les extrae unamuestra de sangre antes y dos horas después de ingerir esabebida para que los médicos comparen los niveles de glucosa.

Si el nivel aumenta luego de beber el líquido azucarado, esun indicador de una alteración en el uso de la glucosa y de queesa persona tiene riesgo de ser diabético. Pero el test tienesus debilidades, como su duración y el ayuno previo.

La medición de A1c es un análisis de sangre sencillo y lospacientes pueden comer o beber antes de la extracción de lamuestra. Además, ayuda a los diabéticos a evaluar el manejo dela enfermedad y determinar el riesgo de sufrir complicaciones.De modo que muchos se preguntan cuál sería su efectividad comoherramienta de control o "screening".

"Necesitamos algo que facilite la detección de la diabetesen más personas", dijo el doctor Carlos Lorenzo, del Centro deCiencias de la Salud de la University of Texas, en SanAntonio.

"Sería bueno encontrar un test más sencillo y confiable.Pensábamos que eso sucedería con el test de A1c", agregóLorenzo, que no participó en el estudio.

Con la información de bases de datos sobre los resultadoscon ambos test en adultos estadounidenses de distintas etnias,el equipo de Olson diagnosticó a cada paciente como diabético oprediabético según las guías para el uso del test oral deglucosa, las recomendaciones de la ADA y de un comitéinternacional para el uso de la prueba de A1c.

Según las guías para el control diagnóstico con el testoral de glucosa, el 36 por ciento de los participantes eraprediabético y el 6 por ciento era diabético.

De acuerdo a las guías de la ADA para la medición dehemoglobina A1c, el 20 por ciento tenía alto riesgo de serdiabético y sólo el 2 por ciento tenía la enfermedad.

Eso quiere decir que se perderían casi 6 millones deestadounidenses diabéticos y más de 40 millones deprediabéticos con un resultado positivo con el test oral deglucosa si se utilizara la prueba de A1c.

Para Olson, el test de A1c sería un suplemento útil paralos métodos que se utilizan para diagnosticar la diabetes.

"La medición de A1c es una buena prueba diagnóstica, perono una buena herramienta de screening porque no detectaría unagran cantidad de casos con diabetes en estadio inicial. Siqueremos intervenir precozmente, este no debería ser el test descreening de primera elección", dijo Olson.

FUENTE: Diabetes Care, online 16 de julio del 2010