Público
Público

Test generalizado de VIH en salas emergencia no es buena opción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Frederik Joelving

Un equipo de Francia informóque para detectar a una persona infectada con el virus del sidahabría que realizarles el test de VIH a más de 1.100 pacientesatendidos en un departamento de emergencias.

La conclusión, de que la pesquisa universal del VIH en lassalas de emergencia no es una opción práctica, contradice lasrecomendaciones de los Centros para el Control y la Prevenciónde Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla eninglés).

"Inesperadamente, la pesquisa generalizada identificó unospocos casos nuevos, siempre en estadios avanzados. Y la mayoríade esos pacientes pertenecía a un grupo de alto riesgo y se yase habían realizado el test", escribe en Archives of InternalMedicine el equipo de Kayigan Wilson d'Almeida, del Grupo deControl del VIH del Departamento de Emergencias.

Los autores le indicaron a 29 departamentos de emergenciade París que durante seis semanas les ofrecieran el test de VIHa todos los pacientes de entre 18 y 64 años. Los médicos lesofrecieron el análisis sanguíneo a casi 21.000 personas; más de12.700 lo aceptaron.

Durante el estudio se detectaron 18 nuevas infecciones (14por cada 10.000 test) y siete de esos casos eran varoneshomosexuales, un grupo considerado de alto riesgo.

El panel federal estadounidense de expertos llamado U.S.Preventive Services Task Force no recomienda realizar lapesquisa universal del VIH, pero sí a los grupos de altoriesgo, como son las prostitutas, los consumidores de drogas ylos varones homosexuales.

Según un editorial sobre estos resultados, en EstadosUnidos hay unas 240.000 infecciones por VIH sin diagnosticar.

Pero el autor del editorial, doctor Jason Haukoos, delCentro Médico de Denver, considera que hacerles el test a todoslos pacientes de salas de emergencia no es la mejor manera deidentificar esos casos.

En el 2010, Haukoos halló en un estudio que apenas uncuarto de más de 28.000 pacientes de su hospital habíanaceptado hacerse el test, lo que permitió realizar 10 nuevosdiagnósticos.

"Básicamente, estos nuevos estudios señalan que hay queestudiar a miles de personas para identificar un puñado depacientes infectados", dijo Haukoos a Reuters Health. "Lapregunta es si existe la forma de orientar recursos escasos alos pacientes de alto riesgo", agregó.

Según Haukoos, el test utilizado en el nuevo estudio cuestaunos 10 dólares y lo mejor sería limitar su uso a los grupos deriesgo. El experto comentó que un estudio propio aún sinpublicar revela que esa estrategia permitiría identificar máscasos de personas con VIH.

FUENTE: Archives of Internal Medicine, 24 de octubre del2011