Publicado: 20.02.2014 12:51 |Actualizado: 20.02.2014 12:51

Un testigo afirma que los Mossos d'Esquadra golpearon a Benítez en la cabeza con porras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vecino que se peleó con el empresario Juan Andrés Benítez antes de que fuera reducido por los Mossos d'Esquadra ha ratificado este jueves que él sólo le causó un pequeño rasguño y que fueron los policías los que le lesionaron mortalmente, incluso dándole golpes con las porras extensibles en la cabeza.

Según han informado fuentes judiciales, este vecino, que inicialmente fue imputado por homicidio por la muerte de Benítez —aunque la juez acabó archivando la acusación en su contra antes de imputar a diez mossos—, ha comparecido este como testigo durante más de una hora para ratificar lo que ya sostuvo en su declaración como acusado, en el sentido de que discutió con el empresario pero no le lesionó.

Ante la juez, el testigo ha ratificado que la tarde del 5 de octubre del pasado año discutió con Benítez en la calle Aurora, pero que no le golpeó ni le provocó lesiones de importancia, ya que sólo le dio un empujón y le originó un pequeño rasguño junto a la nariz, del que el empresario sangró levemente. En cambio, el testigo ha sostenido, según las fuentes judiciales, que los mossos sí que golpearon con dureza a Benítez y que incluso hubo agentes que utilizaron sus porras extensibles para darle golpes en la cabeza.

La titular del Juzgado de Instrucción número 20 de Barcelona, que hoy también tomará declaración como testigos a dos médicos que certificaron la muerte del empresario, mantiene a diez agentes de los Mossos d'Esquadra imputados por el caso Benítez: a nueve de ellos por un delito contra la vida, a dos también por un delito de obstrucción a la justicia —por lavar el charco de sangre que quedó en el lugar donde el empresario agonizó— y a una por un delito de coacciones y/o obstrucción a la justicia.