Público
Público

La testosterona adicional no mejora la función física: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los hombres mayoressaludables que reciben dosis elevadas de testosterona presentanaumentos en la masa muscular y en la fuerza, pero no mejoran lafunción física, sugirió un nuevo estudio.

Esto se debería a que los hombres del presente estudioestaban "inusualmente en buen estado para su edad", indicó elequipo de Thomas W. Storer, de la Escuela de Medicina de laBoston University, lo que implica que la fuerza y los músculosque ganaban no afectaba su ya excelente funcionamiento físico.

Deberían realizarse investigaciones sobre la terapia contestosterona en personas que tienen limitaciones funcionales,dijeron los autores, "para que haya lugar para mejorasdemostrables en la función (física) con el aumento de la fuerzamuscular".

Dar a los hombres testosterona adicional puede generarmúsculo, pero estudios que investigaron sus efectos sobre eldesempeño y la función física arrojaron resultadoscontradictorios, señalaron Storer y sus colegas en Journal ofthe American Geriatrics Society.

Para comprender mejor los efectos de la hormona sobre elfuncionamiento físico, los investigadores bloquearon laproducción normal de testosterona en 44 hombres de 60 a 75 añosy luego les administraron inyecciones.

Los participantes recibieron 25, 50, 125 o 300 miligramosde la hormona por semana, durante 20 semanas.

Algunos hombres habían recibido inicialmente una dosis de600 miligramos, pero esa porción del estudio se detuvo porquelos pacientes desarrollaron inflamación en las piernas y unaproducción excesiva de glóbulos rojos.

Los hombres que recibieron las dos dosis más altasmostraron incrementos significativos en la masamusculoesquelética.

Si bien cada grupo registró un aumento en la cantidad depeso que podía levantar con sus piernas, eso fueestadísticamente importante sólo en los hombres que recibieronla dosis más alta de testosterona.

En promedio, no hubo mejora en la cantidad de flexiones quelos hombres podían hacer sin fatigarse.

Cuando los expertos evaluaron la función física de loshombres según seis actividades distintas, no hubo diferenciasen el desempeño al momento de inicio del estudio y 20 semanasdespués de recibir testosterona, en ninguno de los grupos.

Storer y sus colegas indicaron que cuando se considera eluso de testosterona para mejorar la función física deberíantenerse en cuenta los riesgos.

Los peligros de esa terapia van desde acné hastaagrandamiento de los pechos y posibilidad de desarrollar cáncerde próstata agresivo. Las dosis muy elevadas de la hormonaestarían asociadas con una mayor probabilidad de padecer losefectos colaterales, añadieron los expertos.

FUENTE: Journal of the American Geriatrics Society,noviembre del 2008