Público
Público

'The Wall Street Journal' lleva a su portada la "debacle" causada en España por las preferentes

El diario económico de referencia destaca que la fuga de capital persistirá como consecuencia de la desconfianza creciente hacia las entidades financieras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las preferentes han cruzado el charco. The Wall Street Journal ha llevado a primera plana un caso que, según recuerda el diario estadounidense, ha dejado a más de 700.000 afectados.

La publicación económica de referencia se hace eco de las protestas que se han llevado a cabo sobre todo en Galicia por los 'estafados' por Novagalicia Banco en un amplio reportaje que habla sobre la crisis de credibilidad de las entidades bancarias españolas.

El diario no duda en calificar el escándalo de 'debacle' y explica, con testimonios de casos concretos, cómo los clientes fueron alentados a invertir en estas participaciones a cambio de altos intereses para, de la noche a la mañana, encontrarse que habían perdido los ahorros de toda una vida.

A raíz de esto, el diario subraya, citando a varios expertos como el profesor de la Universidade da Coruña Domingo Bello, que 'mientras persista la desconfianza en el sistema bancario, la fuga de capitales continuará'. 

Guindos: 'Las preferentes fueron colocadas entre gente que no las entendía' 

'El vergonzoso enfrentamiento entre los bancos y sus clientes está erosionando aún más la confianza en un sistema que ya sufre enormes pérdidas ligadas a la burbuja inmobiliaria', resalta la publicación. Asimismo también recuerda que los bancos españoles se han convertido cada vez más en 'adictos' a los préstamos de emergencia del Banco Central Europeo.

El diario también destaca unas declaraciones del ministro de Economía, Luis de Guindos, realizadas el pasado miércoles en el Congreso: 'Desafortunadamente esta situación nos hace ser únicos. España es el único país del mundo civilizado en el que las preferentes fueron vendidas a los clientes'. Para Guindos, según cita The Wall Street Journal, el problema no es el producto en sí, sino que 'los títulos fueron colocados entre gente que no los entendía'.