Publicado: 15.11.2013 12:08 |Actualizado: 15.11.2013 12:08

La Tierra ha perdido en 12 años el equivalente a tres españas de bosque

Un equipo de investigadores estadounidenses y de Google crea el primer mapa global de alta resolución de la superficie forestal perdida y ganada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un equipo de múltiples organizaciones, liderado por la Universidad de Maryland (UMD), en College Park, Prince George, Estados Unidos, ha creado el primer mapa global de alta resolución de la superficie forestal perdida y ganada.

Sus autores informan de una pérdida mundial de 2,3 millones de kilómetros cuadrados de bosque entre 2000 y 2012 y una ganancia de 800.000 kilómetros cuadrados de bosque nuevo, lo que significa que hay 1,5 millones de kilómetros cuadrados menos de superficie forestal que hace 12 años.

Este trabajo, publicado en la edición digital de este jueves de 'Science' y realizado por 15 investigadores universitarios del Gobierno estadounidense y de Google, permite entender mejor los cambios forestales humanos y naturalmente inducidos y las implicaciones locales y globales de estos cambios en los sistemas naturales y sociales, medioambientales, económicos y de otro tipo, según sus autores.

En general, los trópicos son el único dominio climático que muestra una tendencia, con un aumento de la pérdida de bosques de 2.101 kilometros cuadrados por año. La bien documentada reducción de la deforestación de Brasil en la última década fue más que compensada por el aumento de la pérdida de bosques en Indonesia, Malasia, Paraguay, Bolivia, Zambia, Angola y otros países.

A escala nacional, Paraguay, Malasia y Camboya registran las tasas más altas de pérdida de bosques, siendo el primero el país con la mayor proporción de bosques perdidos, lo que indica una dinámica e intensiva deforestación. Indonesia registró el mayor incremento en la pérdida de bosques, más del doble de su pérdida anual durante el periodo de estudio, con casi 20.000 kilómetros cuadrados en 2011-2012.

El estudio confirma que los esfuerzos por reducir los espacios despejados de selva de Brasil, que ha sido responsable de la mayor parte de la deforestación tropical en el mundo, han tenido un efecto significativo. Brasil mostró la mayor disminución en la pérdida anual de bosque por países, reduciendo a la mitad la pérdida anual media de bosque, desde un máximo de aproximadamente 40.000 kilómetros cuadrados en 2003-2004 a 20.000 kilómetros cuadrados en 2010-2011.

"Este es el primer mapa de cambio de los bosques que es globalmente consistente y relevante a nivel local", dice el líder del equipo y autor principal del artículo, Mateo Hansen, profesor de Ciencias Geográficas de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos.

Paraguay es el país con mayor proporción de bosques perdidos en 12 años

"Las pérdidas o ganancias de cubierta forestal determinan muchos aspectos importantes de un ecosistema, como la regulación del clima, el almacenamiento de carbono, la biodiversidad y el suministro de agua, pero hasta ahora no ha habido manera de obtener datos detallados y precisos, basados en información de los satélites y fácilmente disponibles sobre el cambio de la cubierta forestal a escala local y global", dijo Hansen.

Esta base de datos, que se actualizará anualmente, calcula todas las perturbaciones forestales, ya sea por la tala, los incendios, enfermedades o tormentas. Con esta herramienta se mide la dinámica desde el ámbito local, al regional y a escala global, encontrando, por ejemplo, que los bosques subtropicales tienen las mayores tasas de cambio en gran parte debido a los usos intensivos del suelo forestal.

Indonesia registró el mayor aumento en la pérdida de bosques

Los autores dicen que los conjuntos de datos globales de cambio de los bosques que han creado contienen información que puede proporcionar una manera "transparente, eficaz y coherente" de cuantificar los problemas ambientales críticos, como las causas de los cambios en la cantidad de bosque, el estado de los bosques naturales intactos del mundo, las amenazas a la biodiversidad por los cambios en la cubierta forestal, el carbono almacenado o emitido como resultado de las ganancias o pérdidas en la cubierta forestal en bosques administrados y no administrados y los efectos de los esfuerzos por detener o reducir la pérdida de bosques.