Público
Público

Tiflis dice que la comunidad internacional dejó "sola" a Georgia ante la amenaza rusa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ministra georgiana de Exteriores, Eka Tkelashvili, aseguró hoy que Georgia pidió, sin éxito, ayuda a la comunidad internacional ante la amenaza constante de ataques rusos en su territorio y lamentó que el país fuera dejado "solo" en esa situación.

En rueda de prensa, Tkelashvili subrayó que, antes de la entrada en Georgia de tropas rusas, el Gobierno de Tiflis apeló a la comunidad internacional, incluida Rusia, para advertir sobre los ataques a la población georgiana en la región separatista de Osetia del Sur, "pero no llegó ayuda, sólo llegó la invasión".

"Nos dejaron solos en esa situación", señaló la ministra, quien atribuyó parte de la responsabilidad al conjunto de la comunidad internacional.

La política georgiana valoró, no obstante, las gestiones diplomáticas internacionales para poner fin al conflicto y agradeció especialmente a la Unión Europea (UE) el énfasis en que Rusia debe respetar la soberanía de Georgia y su integridad territorial.

Denunció que Rusia no respeta el alto el fuego al que se ha comprometido y explicó que, con ello, no sólo está provocando una grave crisis humanitaria, sino también el bloqueo económico de su país.

Tkelashvili aseguró que las tropas rusas continúan matando a civiles georgianos, además de efectuar saqueos sistemáticos en las poblaciones que va dejando atrás.

Respecto a la respuesta de la UE ante la crisis, la ministra subrayó que los Veintisiete han demostrado que comprenden la urgente necesidad de establecer una misión internacional para garantizar la paz en Osetia del Sur y en el conjunto de Georgia, en sustitución de las fuerzas rusas que tenían oficialmente encargada esa tarea en la región separatista.

Reconoció que será difícil que Rusia acepte el establecimiento de una misión internacional, pero confió en que la iniciativa contará con el respaldo de la UE y con contribuciones de los Estados miembros.

Sin embargo, lamentó la ausencia de una condena pública clara por parte europea a la actuación de Rusia en Georgia, pero admitió que, al ejercer el papel de mediador en el conflicto, resulta difícil para la UE criticar directamente a una de las partes.

Se mostró satisfecha por el apoyo político de la OTAN, reflejado en la convocatoria de una segunda reunión extraordinaria para analizar el conflicto de Georgia, ya que, después de la celebrada ayer, la Alianza ha organizado un encuentro ministerial para el próximo martes.