Público
Público

Tiflis niega que las tropas rusas hayan iniciado el anunciado repliegue

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Georgia niega que las tropas de Rusia hayan comenzado su retirada, pese a que el mando ruso anunció hoy, a bombo y platillo, el inicio del repliegue de sus unidades militares presentes en la zona desde el 8 de agosto.

"Los rusos siguen ocupando nuestras ciudades. No se van", aseguró a Efe Shotá Utiashvili, portavoz del Ministerio del Interior de Georgia.

En estos momentos, las tropas rusas ocupan las ciudades georgianas de Gori (cerca de la región separatista de Osetia del Sur), Senaki y Zugdidi, no lejos de la frontera con la también independentista Abjasia.

Según la cadena de televisión georgiana Rustavi-2, en la base militar de Senaki los rusos minaron la pista de aterrizaje y también el armamento que estaba almacenado en los arsenales.

Además, testigos contactados por Efe indicaron que aún había tropas rusas en la localidad de Igoeti, a sólo 35 kilómetros al norte de Tiflis, junto a la carretera que conduce a Gori.

Cerca de Igoeti, tanques rusos destruyeron hoy dos vehículos de la Policía georgiana que cortaban el tráfico en la autopista que une el norte y la capital, según Rustavi-2.

Sin mediar palabra, uno de los tanques colisionó deliberadamente contra un jeep y un automóvil de la Policía local estacionados en mitad de la carretera, aunque sin causar heridos.

El presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, volvió hoy a pedir a las tropas rusas que abandonen el territorio de este país caucásico, en una nueva alocución por la televisión.

"Ya han causado graves daños, no van a causar más. Su presencia no tiene ningún sentido. Exijo que sus tropas ocupantes se vayan de Georgia. Sólo después podremos abrir un diálogo serio y tomar medidas concretas para que ambos países no nos demos la espalda para siempre", apuntó.

En Moscú, el subjefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Rusia, Anatoli Nogovitsin, anunció en rueda de prensa el comienzo del "repliegue de las tropas de paz y las fuerzas de apoyo en la región".

No obstante, seguidamente precisó: "Existe el concepto de retirada y el de repliegue. En la conversación que mantuvo el presidente ruso, Dmitri Medvédev, con el presidente francés (Nicolas Sarkozy) se habló sólo de repliegue".

"Espero que os hayáis percatado del matiz. No se trata de una retirada", dijo.

Además, añadió, "puedo asegurar cuándo llegará el nuevo año, pero no puedo dar una fecha exacta para el repliegue de nuestras tropas de la zona de conflicto".

"Sólo puedo decir que no saldremos tan rápido como vinimos", manifestó.

Mientras, el presidente de Rusia viajó hoy a Vladikavkaz, capital de la república rusa de Osetia del Norte, para arengar a las tropas, condecorar a militares que combatieron contra los georgianos y reunirse con altos mandos del Ejército.

"Rusia hará todo lo posible para garantizar la paz y estabilidad en Osetia del Sur. Que a nadie le quepa la más mínima duda", afirmó.

Medvédev subrayó que Rusia no dejará "sin castigo" las acciones militares de Georgia, a la que volvió a acusar de buscar el "exterminio del pueblo oseta".

"La comunidad internacional se ha dado cuenta de la existencia de monstruos políticos capaces de asesinar a gente indefensa", dijo.

El jefe del Kremlin también recalcó que Rusia no desea un agravamiento de la situación internacional, "pero sí queremos que nos respeten, que respeten nuestro Estado, nuestro pueblo, nuestros valores".

El domingo, en una conversación telefónica, Medvédev comunicó a Sarkozy que hoy comenzaría el repliegue de las unidades rusas del territorio de Georgia, de conformidad con el plan de arreglo patrocinado por la Unión Europea (UE).

El plan, que ha sido firmado por los líderes de Rusia, en calidad de mediador, y Georgia, también por los dirigentes separatistas, ofrece a Moscú la posibilidad de tomar medidas de seguridad adicionales en la zona de conflicto, antes de retirar sus tropas.

A su vez, la Cancillería rusa acusó hoy a Estados Unidos y el Reino Unido de obstaculizar la aprobación en el Consejo de Seguridad de la ONU de una resolución que refleje el contenido del plan europeo de arreglo del conflicto en Georgia.

"EEUU y el Reino Unido intentan veladamente tergiversar el contenido del acuerdo", señala el comunicado.

La nota también alude a que el presidente ruso no ha recibido "confirmación" de que las tropas georgianas hayan regresado a sus puestos de emplazamiento originales.

"El ritmo de nuestros pasos futuros dependerá de la buena voluntad que muestre Tiflis a la hora de cumplir con lo que se le exige", apunta.