Público
Público

El tifón 'Mirinae' deja siete muertos a su paso por Filipinas

También hay varios desaparecidos por riadas y rotura de puentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El tifón 'Mirinae' ya ha dejado siete muertos a su paso por Filipinas, donde ayer descargó con lluvias y fuertes rachas de viento. La región más afectada por el paso del tifón fue la provincia de Laguna, a unos 90 kilómetros al sur de Manila, en donde murieron ahogadas seis personas, entre ellas una niña de 12 años. 

El otro fallecido fue un hombre de la provincia de Rizal, colindante con la capital, que fue arrastrado por la corriente cuando trataba de cruzar un río junto con su hijo, de un año de edad, que permanece desaparecido.

En otro incidente similar, un padre y su hijo desaparecieron tras caer al río el coche en el que viajaban, a causa de la rotura parcial del puente por el que cruzaban mientras soplaban fuertes rachas de viento, según indicó la jefatura provincial de Policía.

Tras una noche de lluvia e intermitentes rachas de viento, la capital filipina amaneció con ramas de arboles y sin electricidad en algunas áreas de la urbe.

Sin embargo, el protavoz del servicio nacional de meteorología, Nathaniel Cruz, ha indicado que 'lo peor ha pasado ya'. El tifón ha cruzado ya la isla de Luzón y se dirige al Mar de China Meridional. 'Esperamos una mejora del tiempo en las próximas horas, ya que el tifón se está alejando del país', precisó Cruz.

El tifón 'Mirinae' es el cuarto fenómeno de este tipo que pasa por Filipinas en un mes. Por ello, las autoridades filipinas ordenaron el viernes el cierre de colegios, cancelaron el servicio de transporte marítimo y evacuaron a unas 115.000 personas de pueblos costeros del este de la isla de Luzón.

También, el Ejército fue acuartelado y las autoridades hicieron acopio de alimentos para distribuir entre la población en el caso de que el tifón causará inundaciones y avalanchas, especialmente, en las provincias de Aurora y Quezon,

Los anteriores tifones 'Ketsana' y 'Parma' causaron cerca de mil muertos, incluidos unos 200 por leptospirosis, una bacteria que se transmite a través del agua contaminada con orina de rata.

Los daños económicos por daños a infraestructuras, casas destruidas y cultivos arrasados superan los 38.000 millones de pesos (casi 800 millones de dólares).

Un tercer ciclón, 'Lupit', se desvió la pasada semana hacia Taiwán, después de que las autoridades filipinas mantuvieran el estado de alerta durante varios días.

Los expertos de las agencias internacionales han identificado el chabolismo como el principal factor de estos desastres naturales que afectan al país y que evidencian el pésimo estado de sus infraetructuras, así como la falta de preparación y medios de los que cuenta la Administración para responder a las emergencias.

Entre 15 y 20 tifones y un sinfín de temporales y sistemas de baja presión suelen pasar cada año por el archipiélago durante la estación lluviosa, que transcurre entre junio y diciembre.