Público
Público

Tiger Woods se disculpa pero no fija una fecha para su vuelta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El golfista estadounidense Tiger Woods pidió el viernes perdón públicamente por su infidelidad, expresó vergüenza por lo que dijo que fue un comportamiento "irresponsable y egoísta" y anunció que volverá al circuito, aunque no especificó cuándo.

"Fui infiel (...), cometí infidelidades. Lo que hice es inaceptable y soy el único culpable", dijo Woods en su primera aparición pública desde que admitió en diciembre haber engañado a su esposa Elin y anunció que se tomaba un descanso indefinido del deporte.

El deportista de 34 años afirmó el viernes que volverá a jugar algún día, pero no aclaró la fecha de su regreso.

"Planeo volver a jugar al golf algún día, pero no sé cuándo será. No descarto que sea este año", explicó.

Woods defendió a su esposa y negó las especulaciones de la prensa al afirmar que "nunca hubo una situación de violencia doméstica (en nuestra familia)".

Los rumores se generaron después de un extraño accidente de coche que involucró al golfista número uno del mundo en noviembre de 2009, junto a su casa de Florida y en medio de la noche.

"Elin nunca me pegó esa noche ni ninguna otra noche", explicó Woods, que habló ante periodista en las oficinas centrales del circuito de la PGA en Ponte Vedra Beach, Florida.

Woods, uno de los mejores golfistas de la historia y que era una de las figuras más atractivas para los patrocinadores, dijo que había estado en terapia durante 45 días y que le quedaba "un largo camino por recorrer".

El golfista destacó que el sábado volvería al centro de tratamiento, del que no dio ningún dato.

Woods destacó que lo que ocurrió es fundamentalmente una cuestión entre él y su esposa, pero reconoció que ha hecho daño y decepcionado a otras personas cercanas a él.

El deportista había sido aconsejado por sus colegas y por expertos en relaciones públicas para que ofreciera una disculpa pública antes de volver a competir, y muchos de ellos le sugirieron que además debería conceder una entrevista en televisión.

Woods, cuya imagen pulcra se vio demolida por una serie de denuncias sobre su vida privada, se ha sometido a un tratamiento por adicción sexual en Misisipi, según informaciones de prensa. Después de eso regresó a su casa de Orlando, donde se cree que él y su esposa sueca, Elin, viven separados.

El golfista estadounidense, una de las personalidades deportivas más ricas del planeta, recibía unos 100 millones de dólares al año en acuerdos publicitarios. Algunas compañías, como AT&T y Accenture, dejaron sin efecto los contratos con el golfista.