Público
Público

Tiger Woods puede enfrentarse a un difícil regreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aunque la mayoría de los expertos espera que Tiger Woods vuelva al golf después de su anuncio de una retirada indefinida, también creen que le será muy difícil recuperar el dominio que tenía antes de que se descubriese su infidelidad.

Durante la última década, pocos han prestado atención a la clasificación mundial en este deporte.

Todo el mundo sólo sabe que Woods es el número uno y su dominio ha sido tal que se ha mantenido en el primer puesto a pesar de estar ocho meses ausente por lesión el año pasado.

Por el momento, el zurdo Phil Mickelson es el segundo y Steve Stricker el tercero. El británico Lee Westwood y el irlandés Padraig Harrington ocupan el cuarto y quinto puesto.

Los miembros de este cuarteto han aumentado las posibilidades de ganar más torneos y más dinero en premios ahora que Woods está lejos del circuito.

No es sólo en el campo donde los golfistas verán nuevas oportunidades. En el mundo de la publicidad, la ausencia de Tiger permitirá a otras caras ocupar su espacio.

Mickelson, en particular, podrá ver aumentadas sus oportunidades comerciales debido a su imagen de hombre íntegro.

Sin embargo, los jugadores también pueden perder si los patrocinadores dan la espalda a un deporte sin Woods.

Cuando Woods vuelva, la gran pregunta será si es o no el mismo jugador que ganó 14 "majors" y 71 torneos del PGA Tour.

AURA PARTIDA

Incluso antes de que anunciara su retirada temporal, figuras deportivas de alto nivel se preguntaban si Woods sería capaz de mantener su supremacía tras el escándalo descubierto.

"Había un aura, y ese muro se ha abierto un poco. Así que hay algunas grietas y siento que esto nos da más oportunidades de ganar grandes torneos", dijo Colin Montgomery, capitán de Europa en la Ryder Cup.

"Creo que la mística se ha ido, la naturaleza misteriosa del hombre se ha ido", agregó.

Ciertamente, la certeza de que Woods iba a ganar cómodamente los cinco "majors" que necesita para superar el récord de 18 de Jack Nicklaus, ahora parece cuestionable.

No está claro si podrá jugar el próximo año y también está por verse si Woods regresará a tiempo de enfrentarse a Europa en la Ryder Cup de septiembre.

Pero es que la misma incertidumbre creada por la palabra "indeterminado" asegura que Woods siga siendo el jugador del que más se hable en el golf. Hasta cuando ni siquiera está jugando.