Público
Público

Tiger Woods pide perdón y no descarta volver a los campos de golf

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El golfista estadounidense Tiger Woods seguirá en terapia para recuperarse de sus "actos irresponsables" sin que, por el momento, sepa cuándo regresará a los campos de golf, aunque no descarta que pueda ser este mismo año.

Woods expresó en varias ocasiones su "profundo pesar" por su "irresponsabilidad y comportamiento egoísta" en una comparecencia de 15 minutos convocada para disculparse públicamente de sus amoríos antes y después de su matrimonio con la sueca Eli Nordegren.

El jugador leyó con voz firme, solo entrecortada en algunas ocasiones, una declaración de pesar considerada como el primer paso para curar las heridas con su familia, sus amigos y recuperar la credibilidad pública perdida por la sucesión de las relaciones extramatrimoniales que han roto su imagen de comportamiento modélico dentro y fuera de los campos de golf.

Vestido con chaqueta azul y camisa de color lila sin corbata, Tiger Woods miró directamente a la cámara en varias ocasiones para decir: "Lo siento, sé que he decepcionado a todos ustedes. Por todo lo que he hecho, estoy profundamente apenado".

Reconoció que ha tenido relaciones con mujeres y que ha engañado a su esposa. "Lo que he hecho es inaceptable y soy la única persona responsable", afirmó.

Ante un selecto grupo de amigos y familiares, Woods, número uno del mundo, leyó una declaración en la que pidió expresamente a los medios de comunicación que no persigan a sus hijos y esposa porque él es el único responsable de sus actos.

"Dejen a mi esposa y a mis hijos en paz", exclamó.

Agregó que Elin Nordegren, su esposa, "sólo merece elogios. Yo soy el único culpable", subrayó en tono emocionado el golfista, para confesar a continuación que le "había sido infiel".

"Lo que hice fue inaceptable y yo soy la única persona a la que culpar" de lo sucedido, insistió.

Reconoció que su esposa y él han comenzado el proceso de analizar el daño producido por su comportamiento.

"Tal como Elin me ha dicho, mi verdadera disculpa a ella no será en forma de palabras, sino en función de mi comportamiento futuro. Tenemos mucho de lo que hablar, pero lo que tengamos que decirnos quedará entre los dos", afirmó.

Esta era la primera ocasión en la que Woods se pronunciaba públicamente desde que en diciembre pasado reconociera sus infidelidades, pidiera perdón y anunciara que abandonaba de forma indefinida la competición deportiva, agobiado por el escándalo.

El jugador anunció que volverá a los campos de golf, pero indicó que no sabe cuándo lo hará porque va a continuar con la terapia que comenzó hace mes y medio, pero dejó la puerta abierta a que pudiera ser este mismo año.

"No descarto (volver a jugar) este año", destacó, y agregó que agradecía los jugadores y a la Asociación Profesional de Golf (PGA) por su paciencia y comprensión.

"Estoy deseando ver a mis compañeros de golf en el campo", puntualizó.

También se excusó con los padres que han mostrado a sus hijos a Tiger Woods como un modelo y un ejemplo a seguir.

"Pido perdón, lamento mi comportamiento irresponsable. Me he equivocado. He sido un idiota. Los mismos límites que aplican a todos también me afectan. He herido a mi esposa, a mis hijos, a mi madre, a la familia de mi esposa, a mis amigos, mi fundación y a todos los niños del mundo que me admiran", reiteró el jugador.

Agregó que seguirá con el tratamiento y terapia a su adicción al sexo que comenzó hace un mes y medio para mirar en su interior "y en su vida espiritual".

Destacó que lo más importante de su vida es su matrimonio y sus hijos y que los medios de comunicación deben entender que los asuntos personales solamente incumbe a él y a su esposa.

"Pido a la gente que ha confiado en mí que abran un espacio de su corazón para creer nuevamente en mí", señaló Woods con voz firme.

Woods terminó de leer la declaración, sin aceptar preguntas, abrazándose a su madre y saludando a los amigos que ocupaban la primera fila de la selecta audiencia que asistió al acto en el club de golf del campo del TPC Sawgrass Clubhouse, en Ponte Vedra (en el noreste de Florida).

La reacción en la sala fue fría y sin que la treintena de personas seleccionadas reaccionaran de manera especial.

Tras abrazarse a su madre y otros amigos, todos ellos en la primera fila, Woods caminó en silencio y de espalda a la cámara salió por una puerta.

La declaración fue transmitida en directo por la mayoría de las cadenas de televisión de Estados Unidos.

La Asociación de Escritores de Golf de Estados Unidos, compuesta por 950 miembros, emitió un comunicado en el que boicoteaba la comparecencia de Woods al no admitir preguntas y limitarse a una declaración escrita.