Público
Público

Tiger ya no vende

Las presuntas infidelidades del golfista han destruido su imagen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tiger Woods se esfumó el pasado 29 de noviembre. El mejor golfista de la historia desapareció de golpe de los anuncios de la televisión americana en los que era una presencia habitual y en prime time. Las presuntas infidelidades conyugales de Tiger le han convertido en un apestado, un hombre que ya no puede ser modelo de comportamiento en las familias americanas.

La auditora de publicidad Nielsen reconoció ayer que desde hace diez días no aparece en la televisión americana ningún anuncio de Woods. El mal momento que atraviesa la imagen pública del mejor golfista del mundo, con accidente de tráfico, bronca conyugal y una aparente larga historia de infidelidades, es la razón que explica el apagón publicitario. El deportista mejor pagado del planeta (99 millones de dólares en 2009 frente a los 52 millones del segundo, el también golfista Phil Mickelson o los 45 de David Beckham) ya no vende.

El contraste es tremendo. Mientras las televisiones no dejan de airear los trapos sucios de la vida privada de Tiger, el golfista se ha esfumado de los anuncios. Precisamente uno de los spots más vistos en la televisión americana era un anuncio de 30 segundos de la marca de cuchillas de afeitar Gillette, que se emitía antes de la retransmisión de fútbol americano de la NBC Football Night in America. El comercial ha sido retirado y ni siquiera se emitió el pasado fin de semana durante la emisión del Chevron World Challenge, un torneo de golf que organiza el propio Woods.

Clara Marchán, directora de servicios al cliente de la agencia de publicidad Leo Burnett, ve 'totalmente lógica' la desparición de Tiger de las campañas publicitarias. 'Cuando se escoge a un deportista para una campaña, lo que se busca es comunicar valores como la superación y la honestidad. Se trata de vender la imagen de una vida sana, ordenada. En el caso de Tiger, si ha tenido todas esas infidelidades de las que se le acusa, el modelo se viene abajo, ha traicionado esos valores', afirma Marchán.

Sin embargo, los escándalos no siempre juegan en contra de las celebrities. 'En el caso de la modelo británica Kate Moss recuerda Clara Marchán sucedió algo paradójico. Al principio, cuando se le relacionó con el consumo de drogas, una de las diez marcas que le patrocinaba rompió el contrato con ella. Sin embargo, a la larga, Moss consiguió más contratos que los que tenía antes del escándalo. En el mundo del glamour sucede lo contrario que en el deporte, las marcas que aguantaron el tirón con Kate, salieron reforzadas'.

Algunos anunciantes han ido más allá. La marca de bebidas deportivas Gatorade anunció ayer que va a cancelar el lanzamiento de un producto que iba a contar con la recomendación de Woods. Los actuales patrocinadores de Tiger son Gillette, Nike, Gatorade y Electronic Arts.