Público
Público

Tim Robbins dice que la única forma de ser libre es no permitir la intimidación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El actor estadounidense Tim Robbins ha denunciado hoy durante la presentación en Bilbao de la obra de teatro "1984" de George Orwell los efectos perversos del control que los Estados ejercen sobre los ciudadanos y ha opinado que la "única forma de ser libre es no permitir la intimidación".

"El control viene de la intimidación y del miedo" por lo que para superarlo hay que "abrirse por dentro" y "rechazar la idea de que el Estado tiene poder sobre ti", ha reflexionado Robbins en la presentación de este montaje, dirigido por él, que se representará los próximos días 6 y 7 de octubre en el Teatro Arriaga.

Esta obra, que ya ha sido representada en Madrid, es el último proyecto teatral del oscarizado actor y también director de cine y teatro, y está basada en la novela del mismo título del autor de "La Granja de los Animales".

Seis actores de la compañía teatral "The Actor's Gang" (la banda de los actores), de la que Robbins es director artístico desde hace 22 años, representan en escena "el opresivo mundo controlado hasta el más mínimo detalle por el Gran Hermano" que vislumbró Orwell en su novela "1984", una adaptación escrita por Michael Gene Sullivan, galardonado con un premio Tony.

Durante su charla con los medios, el afamado actor estadounidense ha destacado la gran vigencia que la obra tiene en la actualidad y la importancia del amor "como último desafío ante el totalitarismo".

Ha recordado la "maravillosa" acogida que ha tenido el montaje a su paso por Madrid, y en concreto ha destacado la impresión que para él ha tenido el hecho de que "un 60 o 70 %" de las personas que fueron a ver la obra hayan vivido "bajo un régimen fascista".

"Su reacción ha sido más visceral, más personal que en Estados Unidos", ha explicado Robbins, quien ha recordado también que ha sido la primera vez que ha representado el montaje con un presidente demócrata en la Casa Blanca lo que ha dado a la obra "un ambiente diferente".

Para explicarlo ha utilizado un símil musical y ha indicado que durante los tres años que actuaron en distintos Estados de EEUU realizaron una representación de "punk-rock" y ahora es "algo más romántico, de Bruce Springsteen".

Sin embargo ha insistido en que el montaje "sigue teniendo la misma fuerza".

Ha explicado que él busca hacer un teatro que refleje las preocupaciones de la audiencia, un teatro "vital, excitante y con capacidad de empatía" que busca "la verdad" al margen de "los accesorios".

También ha opinado que el hecho de que la obra se represente en inglés con subtítulos en castellano no es un muro y ha puesto el ejemplo de Madrid, donde según ha resaltado en varias ocasiones la experiencia "ha sido muy especial".

Robbins ha reflexionado así mismo sobre lo que ha calificado de "nuevo fascismo" y se ha preguntado sobre la forma que éste adoptará y si no se esconderá "bajo una forma benévola, bajo una cara amable".

"Si descubro eso me vengo a España porque aquí hay una fuerza, una resolución para ser libres, lo cual admiro mucho", ha indicado

En esa forma de control que ejercen los Estados, Robbins ha denunciado también el papel de la televisión, y ha asegurado que "apagar la televisión" es en sí mismo otra forma de lograr la libertad, porque según ha dicho, el "entretenimiento se ha convertido en una forma de humillación".

El actor, quien logró un oscar por su actuación en "Mystic River" de Clin Eastwood en 2003, ha reconocido que se puede ser un esclavo viviendo en un país libre, ha reflexionado sobre la fuerza de la intimidación para acallar voces y se ha preguntado por qué valor puede tener la libertad de expresión si no se utiliza.

Robbins, que ha comparecido ante los medios con más de media hora de retraso, ha asegurado que es la primera vez que visita Bilbao y que estaba deseando conocer la ciudad.

"1984" abre la programación teatral de la temporada 2009-2010 del Teatro Arriaga y tras su paso por Bilbao recalará en Vitoria.