Público
Público

El otro "Tintín", un treintañero antihéroe que descubre el sexo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tintín cumple ochenta años en 2009, pero hay otro Tintín, treintañero, antihéroe, descubridor del sexo con Catherine Deneuve, inventado por el escritor Antonio Altarriba como un homenaje al héroe de su infancia.

Altarriba, premio Euskadi de literatura y finalista de "La sonrisa vertical", escribió hace dos años "Tintín y el loto rosa", un libro que hoy se cotiza en internet hasta a tres mil euros el ejemplar, según el autor, y que incluye un relato y cinco ensayos sobre el mundo que rodea al reportero de ficción creado por el belga Georges Rémi, más conocido como Hergé (1907-1983).

En una entrevista con Efe, Altarriba describe cómo en su relato Tintín es enviado por un periódico sensacionalista belga a cubrir la noticia de un crucero lleno de estrellas de cine que surca el océano entre Nueva York y Londres, donde se enfrenta a varias aventuras y conoce a la actriz francesa Catherine Deneuve, con quien se inicia en el sexo y en el amor pero de una manera "tímida y caballerosa".

No se trata de un Tintín obsesionado con el sexo, precisa Altarriba, quien explica que en su historia todos los personajes encajan "muy mal" la integración en el mundo real.

Así, el mundo de Tintín se "ha venido abajo", ahora ronda la treintena, va al psiquiatra, está frustrado, no le gusta su aspecto, se corta el tupé rubio, se afeita y fuma.

Otro de los personajes, el capitán Haddock, se convierte en alcohólico, mientras que el profesor Tornasol acaba ingresado en un centro psiquiátrico y el perro Milú muere.

En definitiva, es un relato sobre un "Tintín" maduro, en un mundo real, que se rige "por el interés, el dinero o la competitividad", según su autor.

El contenido del libro, editado por Ponent, no le gustó a la Fundación Moulinsart, que gestiona en España los derechos de autor sobre Tintín y obligó a Altarriba a que no se pudieran editar más de mil ejemplares argumentando que el libro "pervertía la esencia del personaje".

El escritor se defiende diciendo que "Tintín y el loto rosa" es un libro "bienintencionado hecho desde la admiración al personaje", pero el consuelo que le queda es que la publicación se ha convertido en un objeto codiciado por los coleccionistas.

Altarriba está seguro de que con la Ley de Protección Intelectual en la mano se le hubieran permitido editar más ejemplares, porque, entre otras cosas, en la publicación no aparece ninguna imagen original de Tintín, pero ir a juicio suponía un coste excesivo.

Para el escritor, "la gestión de Moulinsart es muy desacertada y en lugar de promover al personaje están acabando con sus posibilidades por intereses económicos".