Público
Público

Un tipo de tomografía reduciría las muertes entre los fumadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Maggie Fox

Los controles con tomografíacomputarizada (TC) "espiral" reducen un 20 por ciento lasmuertes por cáncer entre los fumadores, informaron el juevesexpertos, en un estudio que valida la controvertida teoría deque esos chequeos pueden salvar vidas.

Estos controles preventivos con radiación de baja dosis, untipo de rayos X que brinda un panorama más completo del pulmón,aparentemente detectan los tumores tempranamente, antes de quepuedan diseminarse, halló un equipo patrocinado por elInstituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

El ensayo con más 53.000 actuales y ex fumadores reveló quelos controles con TC eran mejores que las radiografías comunesde tórax para detectar tumores.

Los críticos de estos exámenes más complejos temen que losfumadores no se vean motivados a abandonar el hábito si creenque un control puede salvar su vida si finalmente desarrollancáncer.

Los fumadores de mediana edad y mayores fueron controladoscon tres TC espirales al año o una radiografía de tórax anualdesde agosto del 2002 y fueron seguidos durante cinco años.

Hasta el mes pasado, 354 personas que se sometieron a TChabían muerto por cáncer pulmonar, comparado con 442 de las quese realizaron sólo radiografías convencionales. Esto se tradujoen un 20,3 por ciento menos de riesgo de muerte entre losusuarios de las TC espirales y los investigadores detuvieron elestudio.

Los expertos señalaron que sus hallazgos podrían salvarmiles de vidas. El cáncer de pulmón es el principal causante demuerte en todo el mundo con 1,2 millones de decesos por año.

Detectada tempranamente, la enfermedad puede curarsemediante cirugía, pero como provoca síntomas vagos generalmenteno se diagnostica hasta que se ha expandido por el cuerpo. Sóloel 15 por ciento de los pacientes con cáncer pulmonar vivecinco años o más después del diagnostico.

REVUELO

En el 2006, la doctora Claudia Henschke, del HospitalPresbiteriano de Nueva York y el Centro Médico Weill Cornellcausó revuelo al publicar un estudio que indicaba que el 80 porciento de las muertes por cáncer pulmonar podía evitarse através del uso expandido de TC espiral.

Sus ideas resultaron controvertidas y además fuerondesacreditadas cuando otros investigadores hallaron que sutrabajo había sido financiado por una empresa tabacalera.

"Esta es la primera vez que vemos evidencia clara de unareducción importante en la mortalidad por cáncer de pulmón conuna prueba de control en un ensayo al azar controlado", indicóen un comunicado la doctora Christine Berg, del InstitutoNacional del Cáncer.

Casi todos los tomógrafos avanzados pueden realizar una TCespiral, y alrededor del 60 por ciento de los hospitales deEstados Unidos cuentan con este tipo de maquinaria.

Entre los fabricantes de estos equipos se encuentranGeneral Electric Co, Siemens AG, Toshiba Corp, Hitachi yPhilips.

La doctora Denise Aberle, que dirigió el estudio, dijo quebrindaba una "evidencia objetiva" de los beneficios de loscontroles de baja dosis en los mayores, las personas en altoriesgo, y sugirió que si se implementa "responsablemente, y laspersonas con anormalidades eran seguidas a conciencia, tenemosel potencial de salvar miles de vidas".

No obstante, Aberle añadió que con la elevada relaciónentre el cáncer pulmonar y el tabaquismo, "la mejor forma deprevenir las muertes por cáncer de pulmón es nunca comenzar afumar y si ya se fuma, abandonarlo permanentemente".

Alrededor del 10 por ciento de los fumadores desarrollacáncer de pulmón, pero el tabaquismo genera otras formastumorales además de enfermedad cardíaca y accidentecerebrovascular.

DISPLAY CONNECTORS, SL.