Público
Público

El tirón mediático de Pitt y Clooney se apodera del Festival de Toronto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos de los pesos pesados de Hollywood, Brad Pitt y George Clooney, presentaron hoy en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) sus dos últimas películas, "Moneyball" y "The Ides of March", respectivamente sus visiones personales del mundo del béisbol y la política.

El peso que Pitt y Clooney tienen en el mundo del celuloide se hizo patente ante la afluencia masiva de periodistas tanto a los pases para los medios de comunicación de las películas como las conferencias de prensa de hoy, abarrotadas con cámaras, fotógrafos y reporteros.

Ello a pesar que Clooney ya presentó hace escasamente una semana su film de suspense y maquinaciones políticas en el Festival de Venecia.

Pero eso no impidió que los medios se apretujasen en la pequeña sala que los organizadores del TIFF han habilitado en el flamante edificio Lightbox, la nueva sede del festival, para las ruedas de prensa o que se repitiesen las mismas preguntas lanzadas en Venecia.

La causticidad de Clooney con la prensa en todo lo referido a su vida sentimental tampoco evitó que un valiente, o inconsciente, se lanzase al ruedo e inquiriese al actor estadounidense sobre sus novias.

"Sabía que alguien lo haría. Estoy un poco decepcionado contigo" le empezó a decir al periodista entre las risas de los presentes.

"Todo el mundo está un poco avergonzado de ti. ¿Cuál es tu nombre? Paul Chi. Que todo el mundo recuerde ese nombre. Escucha, creo que es formidable que hayas hecho esa pregunta. Ve y dile a tu editor que lo has hecho. Enhorabuena", arremetió Clooney, conocido por las bromas pesadas que gasta a sus compañeros de reparto.

Pitt, aunque también exhibió algo de sarcasmo durante la conferencia de prensa de "Moneyball", no llegó a los extremos de Clooney. Aunque tampoco nadie le preguntó por su relación con Angelina Jolie.

"Crecí en un ambiente muy cristiano. Saludable, una familia con mucho amor. Y no intenté nada por mí mismo hasta que fui un adulto y me fui de mi hogar. Y lo que probé es satanismo. Está funcionando muy bien. Hice un pacto. Por eso la película ha salido tan bien" dijo Pitt a la pregunta de un periodista.

Lo que los dos actores también dejaron entrever fueron su interés por la política y causas sociales.

Clooney, que ya ha declarado en varias ocasiones que "The Ides of March", film del que es escritor, protagonista, director y productor, no es una película política sino moral, afirmó hoy que no es nada malo que su largometraje refleje el cinismo actual de parte del electorado estadounidenses ante su sistema político.

"Si este film refleja algo del cinismo que hemos visto recientemente, probablemente es bueno. No está mal colocar un espejo y contemplar algunas de las cosas que estamos haciendo. No está mal mirar cómo elegimos a nuestros representantes. Pero eso no es lo que el film quería hacer" afirmó.

Por su parte Pitt, que interpreta y produce "Moneyball", un film sobre el mundo del béisbol estadounidense, no pudo evitar su propio comentario político-social durante su rueda de prensa.

"Si fuésemos a inventar el automóvil hoy, ¿haríamos que utilizase un recurso agotable por el que tenemos que ir a la guerra y exportar miles de millones de dólares de nuestro PIB? No, probablemente lo haríamos como un ordenador portátil. Estas son el tipo de preguntas que me inspiran", afirmó.

Pitt, como Clooney, dijo que su película no trataba sobre béisbol sino sobre "valores".

En el segundo día de la XXXVI edición de TIFF, ayer el festival se abrió con el estreno mundial del documental "From the Sky Down", sobre el grupo irlandés de rock U2, sólo se estrenó un largometraje del contingente de películas de habla española, "Porfirio".

El film colombiano, producido en colaboración con España, Uruguay, Argentina y Francia, está dirigido por Alejando Landes y protagonizado por Porfirio Ramírez Aldana, Jarlinsson Ramírez Reinoso, Yor Jasbleidy Santos.

La película cuenta la historia real de Porfirio Ramírez Aldana, un hombre cuyas piernas están paralizadas desde que una bala se incrustó en su columna vertebral y que en 2005 saltó a la fama cuando intentó secuestrar, en su silla de ruedas, un avión en Colombia.