Público
Público

"Todavía hay tiempo para que Obama cumpla sus promesas"

El ministro de Exteriores palestino asegura que "Israel construye más en las colonias tras la moratoria que lo prohíbe"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Después de 60 años esperando a un socio en la Casa Blanca en el que poder confiar, el liderazgo político palestino cree que ha llegado su momento. No han perdido la fe en Barack Obama y confían que cuando el presidente de EEUU solucione sus desafíos más inmediatos transformará sus promesas en acciones concretas. También le piden más a Europa.

Riad Malki, el ministro de Exteriores palestino, se pasó ayer por Madrid para entrevistarse con Miguel Ángel Moratinos y perfilar la relación con la Unión Europea durante la inminente presidencia española.

Cuatro años en la Colombia de los años 70 le bastaron a Malki (Belén, 1955) para expresarse en un castellano casi perfecto.

¿Les ha decepcionado Barack Obama?

Esperábamos algo más de él pero no estamos decepcionados. Sabemos muy bien que Obama tiene ganas e interés por resolver el problema palestino. Nada más llegar a la Casa Blanca llamó al presidente palestino y le dijo que iba a cumplir su promesa de encontrar una solución justa para acabar con el sufrimiento del pueblo palestino. Sabemos que tiene muchos frentes abiertos: aprobar la reforma sanitaria, Afganistán, Pakistán, Irak, Irán Entendemos que no se puede centrar sólo en el problema palestino. Todavía hay tiempo para que transforme sus posiciones en acciones concretas.

¿Cómo están las relaciones con Israel?

Israel tiene que cumplir sus obligaciones especificadas con la Hoja de Ruta. La primera y más importante es detener los asentamientos. Es una condición impuesta por la comunidad internacional, no por nosotros. Sólo reclamamos que cumplan lo firmado.

¿Qué le parece la moratoria de diez meses de construcción en asentamientos anunciada por el Gobierno israelí?

Es una mentira y creo que todo el mundo lo entiende así. Tenían que ofrecer algo nuevo pero no es suficiente para volver a negociar. De la moratoria han excluido Jerusalén, miles de viviendas judías en Cisjordania, los edificios públicos Si uno suma todo eso, al final, la moratoria queda en nada. El número total de lo que van a excluir de la moratoria les supone poder construir más que antes de la prohibición temporal. Uno no debe caer en la trampa de creer que han detenido la construcción. Basta con darse un paseo por Cisjordania. No sólo construyen durante el día. También por la noche y bajo la protección de los soldados israelíes para que nadie pueda grabarlos con cámaras de vídeo o fotografiarlos.

¿En qué punto está la negociación con Hamás?

Ellos tomaron el control de Gaza a través de un golpe de Estado. Tras muchos meses de negociaciones en El Cairo los mediadores egipcios han presentado un documento para alcanzar la unidad nacional. Nosotros lo hemos firmado. Hamás todavía no. Si no lo hacen, quedarán retratados y el resto de los países árabes comenzará a aplicarles el aislamiento. No se puede permitir que Hamás mantenga como rehenes al millón y medio de palestinos que malviven en Gaza.

¿Temen que Hamás boicotee el proceso de paz con Israel?

Si logramos un acuerdo debe pasar por un referéndum popular. Si el pueblo lo acepta, Hamás no puede rechazarlo. Además, Abás tiene mandato para negociar con Israel.

¿Están preparados para hacer concesiones históricas a Israel, como la de los refugiados?

Desde que aceptamos crear nuestro Estado en las fronteras de 1967 no hemos hecho ninguna concesión. No hemos hecho concesiones ni con fronteras ni con Jerusalén ni con los refugiados. Son temas en los que no se puede ceder.

¿Qué pasará si Abás cumple su palabra y no se presenta a la reelección?

No se debe vincular el futuro de un pueblo a una persona. Después de muchos años no ha podido cumplir con su promesa. Al no presentarse lanza un mensaje de protesta contra la comunidad internacional por su indiferencia e ineficacia para presionar al Gobierno israelí y para cumplir sus promesas con el pueblo palestino.