Público
Público

"Todavía no hemos tocado el corazón del Estado oligárquico"

La tercera jornada en recuerdo de Salvador Allende del Centro de Diversidad Cultural analizó el papel de las élites ante los gobiernos de izquierda en Latinoamérica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

‘De la Unidad Popular al ALBA. Las élites frente al avance de las democracias populares en América Latina', rezaba el título de la tercera cita de homenajes a Salvador Allende en el Centro de Diversidad Cultura de Venezuela en España. Por ello Juan Carmelo García, director del Instituto de Estudios Políticos para América Latina y África (iEPALA), abrió su turno de intervención afirmando: 'No tengo claridad para explicar lo que son las democracias populares. Hemos llamado así a otro tipo de regímenes en el pasado'.

García, que tuvo la oportunidad de coincidir en diversas ocasiones con Allende durante su mandato, añadió: 'Quizás sea porque soy ya un veterano, pero el reto de una alternativa política, social, cultural y económica lo veo difícil'. A pesar de ello, el director del iEPALA explicó: 'América Latina tiene atisbos esperanzadores y allí se han producido cambios que auguran un futuro mejor; ojalá el ALBA los haga realidad'.

'El reto de una alternativa política, social, cultural y económica lo veo difícil' El periodista argentino Roberto Montoya comenzó su alocución reivindicando una fecha, el once de septiembre de 1973, ya que a su juicio 'el imperio logró desde el 2001 que el 11-S chileno quedara ensombrecido, como si el único 11-S que existe fuera el de las Torres Gemelas'.

No obstante, el discurso de Montoya giró en torno a la relación existente entre Salvador Allende y el presidente Hugo Chávez. 'Ambos -planteó el periodista- sufrieron el acoso mediático y un golpe de Estado; sin embargo, Venezuela cuenta con una materia prima clave como el petróleo y, a diferencia de Chile, ha visto cómo la victoria de Chávez fue secundada en Bolivia y Ecuador'.

Debido a la ausencia de última hora del catedrático de Economía, Juan Torres López, la de Augusto Zamora, embajador de Nicaragua y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, fue la última ponencia.

Zamora realizó un recorrido histórico por la composición del Estado en Latinoamérica para llegar hasta nuestros días: 'Todavía no hemos tocado el corazón del Estado oligárquico; es necesario encontrar la vía del desarrollo y no solo la del crecimiento, avanzar hacia la revolución agrícola'. 'Estamos mejor que en cualquier momento de nuestra historia, pero aún estamos lejos de conseguir nuestra meta', añadió.

'Estamos mejor que en cualquier momento de nuestra historia, pero aún lejos de conseguir nuestra meta' La habitual moderadora, Tahina Ojeda, realizó inmediatamente después lo que ella denominó 'un acto de rebeldía' y tomó la palabra durante breves minutos para expresar: 'Es hora de abrirnos a nuevos modos de entender el mundo; el ALBA no es un ejercicio tanto de integración como de ruptura con la formas anteriores'. Recogió así el testigo de Juan Carmelo García, quien anteriormente llamó al compromiso: 'Deberíamos estudiar más, debatir más, contrastar más para mirar al futuro'.

Tras una sucinta alocución de Mauricio Rodríguez, encargado de Negocios de Venezuela en España, el acto se cerró con la actuación del cantautor Patricio Vergara, que con dos piezas musicales, La herida y La flecha, recordó las figuras de Ernesto ‘Che' Guevara y de Violeta Parra.

La última jornada tendrá lugar el jueves 3 de octubre, y no el día 24 como se preveía, con la presentación del último libro de Joan Garcés, uno de los asesores más cercanos al presidente Salvador Allende.