Público
Público

"'Toledo' nos redescubre una época olvidada"

El actor Álex Angulo interpreta al judío Abraham en esta producción que Antena 3 emite los martes en 'prime time'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Finales de siglo XIII. Tras tres décadas de intensas guerras entre los territorios cristianos del norte de la Península Ibérica y los poderosos reinos musulmanes de Córdoba y Granada, la bandera de Castilla ondea en lo alto de las murallas de la ciudad de Toledo. Llegó la hora de negociar una paz estable en la Península.

En ese tablero de alianzas y negociaciones hay un judío que por su cultura y posición económica ocupa una casilla clave. Es Abraham, director de la Escuela de Traductores de Toledo y representante de la comunidad judía en la ciudad. 'Se trata de alcanzar un acuerdo de convivencia pacífica entre las religiones. Estas tenían mucho poder y ya sabe que el poder es muy goloso', señala el actor Álex Ángulo (Erandio, 1953) que cada martes se mete en la piel de Abraham en Toledo, una producción de Boomerang TV para Antena 3 y que recrea la situación de la Península Ibérica en el siglo XIII.

'Cuando me lo ofrecieron pensé: ¿Por dónde empiezo a preparar el papel?'

'Cuando me ofrecieron el papel pensé: Ostras, ¿por dónde empiezo a preparar el papel si no conozco a ningún judío'. Estaba perdido en el océano y me fui a la sinagoga de Madrid a empaparme un poco de su cultura', recuerda.

Sin embargo, no es la primera vez que Angulo se mete en la piel de un religioso. En el recuerdo queda su papel de padre Ángel Berriatúa en la película de Álex de la Iglesia El día de la bestia (1995). Aunque el actor reconoce que fue más fácil interpretar a un cura católico que a un judío. 'El papel de judío me da más respeto. En el País Vasco, de donde yo vengo, la religión siempre ha estado muy presente y conozco a más curas', apunta.

A pesar de ello, Angulo no cambiaría su papel en la serie por ningún otro por dos razones. La primera de ellas es porque le gusta 'aprender continuamente' y este nuevo papel se lo permite, y la segunda porque los judíos 'llevan ropa mucho más ligera' que los cristianos y el rodaje se hace 'más ameno'. De hecho, el vestuario es uno de los puntos fuertes de esta producción. La serie cuenta con un vestuario de unos 1.200 trajes, algunos de ellos utilizados en películas como La leyenda del Cid, El reino de los cielos o Prince of Persia.

Esta serie recrea la situación de la Península Ibérica en el siglo XIII

Aunque para Angulo el verdadero motor de la serie es el viaje a nuestro pasado que permite la producción. 'Sin olvidar que es una ficción histórica, Toledo nos redescubre una época olvidada de nuestra historia y puede servir para que muchos espectadores buceen en la web o en los libros para saber más de este tiempo tan bonito', señala.

Toledo se estrenó en antena el pasado martes 10 de enero liderando el prime time televisivo con una audiencia media de 3.541.000 espectadores y un 19,7% de cuota de pantalla. Aunque no ha repetido este resultado, sus cifras se han mantenido elevadas. Así, el 17 de enero esta ficción histórica reunió frente al televisor a 3.102.000 espectadores (17% de share) y la semana pasada registró una audiencia de 2.524.000 telespectadores (13,3% de cuota de pantalla).