Publicado: 18.03.2014 16:42 |Actualizado: 18.03.2014 16:42

Toni Cantó: "La gente se lleva antes las manos a la cabeza por ver el culo a un diputado que porque robe"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La película española La partida llega este viernes a las salas españolas, un retrato de la búsqueda de la identidad en el paso de la adolescencia a la edad adulta en el que el escenario es la sociedad cubana y con el que su director, Antonio Hens, trata de dar un paso más en la revolución que supuso el filme Fresa y chocolate (1993). La cinta retrata la vida de dos jóvenes, Reinier y Yosvani, interpretados por los actores Reinier Diaz y Milton García, quienes viven junto a sus respectivas parejas en La Habana.

El primero gana dinero alquilando su cuerpo a turistas, mientras que Yosvani sobrevive gracias a la familia de su pareja. Ambos comenzarán una historia de amor en la que tendrán que tropezar con los obstáculos de su entorno. Para esta película, el director ha contado con el intérprete y desde hace dos años diputado Toni Canto, que se mete en la piel de un entrenador español de fútbol que solicita lo servicios sexuales de uno de estos dos amigos.

Aunque la película aborde desde el plano moral el utilitarismo que se hace de las personas en ciertos ámbitos de la sociedad cubana, Cantó precisa que en España también se respira un ambiente similar, aunque no en capitales como Madrid y Barcelona donde es algo que "ya está superado". "Vete a hablar de ello a un pueblo del interior", señala. Junto al director, Cantó trató de perfilar un personaje que no fuera el "topicazo de loca", con el fin de hablar de un tema que, a su juicio, está vigente en España: "La ocultación de la opción sexual". "En mundos como el del fútbol el ambiente es muy cerrado y no se permite que uno muestre su opción sexual sin que eso tenga un coste duro", indica.

En este sentido, insiste en que en España no se está "a salvo" de nada de lo que se plantea en la película, porque se muestra que confesar la verdad conlleva "una cobardía y un coste profesional" que para el protagonista es "inasumible". "Uno se podría imaginar lo que ocurriría si un jugador o entrenador reivindica su opción sexual, y es evidente que los hay, por proporción y estadística", ha señalado.

Respecto a las escenas de la película en las que sale desnudo, el actor y político ha manifestado que es "consciente" de que vive en un país donde "la gente se lleva antes las manos a la cabeza por ver el culo a un diputado que porque un diputado robe millones de euros". Además, afirma que rodó la película antes de iniciarse en la política. Cantó asegura que se sigue sintiendo "actor ante todo" y confiesa que nunca imaginó que tuviera que "dejar una actividad para comenzar en la otra". Actualmente, según relata, tiene en mente un proyecto que lo llevará al teatro, aunque no ha desvelado nada más.

"Estoy terminando una cosita que espero poder presentar a finales de este año o el que viene, porque si no sigo dándole un poco de cuerda a la parte más creativa o a la parte que tiene que ver más con la interpretación, vivir mi otra aventura se me hace un poco duro", apunta. El fútbol aparece en la película como una metáfora del hecho de confesar la identidad sexual. Según explica Hens, director de la película, en Cuba, así como en Venezuela, el deporte nacional es el béisbol. Por ello, "al igual que los personajes buscan su propia efectividad", el deporte del balón busca aquí "su espacio".

Respecto a su similitud con Fresa y chocolate, la actriz Mirta Ibarra, quien aparece en ambos filmes, señala que "una de las cosas más hermosas fue lo que provocó en la sociedad cubana". Ahora, esta película muestra quiénes están ahora "contra las cuerdas".