Público
Público

Toni Francesc presenta en Nueva York sus apuestas para el invierno próximo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El diseñador español Toni Francesc presentó hoy en Nueva York una próxima colección invernal inspirada en cálidas tonalidades ocres, doradas y teja, plasmadas en lujosas sedas y lanas, que envuelven la silueta femenina.

Francesc dio a conocer una colección que ha llamado "Garudá" y, que según explicó a Efe, se ha inspirado en "el mito universal del ave fénix, que renace entre sus cenizas. Todo el desfile es ese proceso: empieza un ave en el paraíso y va sufriendo transformaciones, se quema".

El catalán, que ya lleva cuatro colecciones presentadas en Nueva York, se sirvió de los colores vivos y cálidos, e incluso un punto fluorescentes que producen las llamas del fuego, plasmados en tejidos como la seda por el movimiento y volumen que proporciona a las prendas.

Otros tejidos utilizados por Francesc han sido las lanas, que aportan solidez y estructura a sus propuestas con colores más oscuros, como el negro, el carbón, el marrón o el gris en diferentes tonalidades que alude a las cenizas.

"Siempre me ha gustado hacer ese juego de entremezclar colores neutros con alguno que da vida, dependiendo de las formas que utilizo", explicó el diseñador, que en esta ocasión ha trabajado las cinturas y las ha ceñido con cinturones-joya.

Los tejidos más rígidos los presentó en prendas "esculpidas al cuerpo, como una segunda piel. Es como un contraste entre las dos", explicó el diseñador, que para los complementos ha optado por metal y piedras doradas e incrustaciones con gemas naturales.

Para la próxima temporada invernal, Francesc da más importancia a las chaquetas largas que a los abrigos, de los que presentó tres, uno de ellos con manga corta, para llevar con guantes largos o con una gruesa lana debajo.

Francesc viste de noche a la mujer con más color, decidido a desterrar el negro, aunque también presente, con "vestidos frescos que son de noche por el color y las formas. Apuesto por colores vivos, pero no por el negro, así es más divertido".

Las colecciones de Francesc, en sus propias palabras, se dirigen a una mujer "no muy joven, entre 30 y 40 años, que sabe lo que quiere, que busca una pieza exclusiva en su armario que no pase en el tiempo, y que se siente cómoda por fuera y por dentro. Me gusta buscar las cosas simples dentro de la complejidad".

Preguntado por el balance de sus más de dos años de presentaciones en la semana de la moda de Nueva York, Francesc señaló a Efe que no mira hacia atrás, sino para adelante. "Ahora", dijo, "estoy simplemente muy contento de volver estar aquí".

"El resultado aquí es lento. Soy un diseñador extranjero y eso genera unas dificultades. No conoces el país ni los gustos, pero te acabas adaptando. Cada vez me conocen más, ya estoy vendiendo prendas, pero es todo muy lento. No se hace de la noche a la mañana", agregó.

Francesc, que junto a Custo Barcelona y Trías son las firmas españolas presentes en esta edición de la pasarela neoyorquina, prepara también su próxima semana de la moda, que será en marzo en México, un país donde "se siente como en casa" y que declara como su "segundo hogar".

También presentaron este sábado sus apuestas para el otoño e invierno de 2011-2012, la estadounidense Vivienne Tam y la marca de ropa informal en tejidos denim G-Star Raw.

Tam se inspiró en la ópera tradicional chinaque conoció en su infancia y ese mundo de fantasía lo plasmó en una colección contemporánea y romántica para el día, con estampados potentes y con las llamadas tonalidades "gema", en referencia al fuerte colorido de las piedras preciosas.

La firma especializada en denim G-Star presentó unas prendas masculinas y femeninas a las que dio un toque artesanal, con siluetas evocadoras de las aventuras, con la utilización del estampado en camuflaje aplicado a la vida urbana y con múltiples acolchados para pantalones, faldas y jerséis.

La firma holandesa de ropa vaquera, que por primera vez desfiló en el marco oficial de la Mercedes Benz Fashion Week, en el parque Damrosch, optó en esta ocasión por unos jeans anchos en la cintura y pitillo tres cuartos, combinados con chaquetones, cazadoras y jerséis en tonalidades grises, caquis o beiges.